Fútbol · Primera Andaluza

Una tarde para olvidar (1-3)

  • El Jerez Industrial cae en La Canaleja ante un Rota muy superior y el objetivo de la séptima plaza, a ocho puntos a falta de 27 por disputar, parece esfumarse.

Comentarios 1

El Jerez Industrial dio la de arena ante su afición y cayó derrotado en el 'exilio' de La Canaleja frente a un Rota muy superior que demostró por qué es, junto al Cádiz B, el equipo que menos partidos ha perdido esta temporada.

Las consecuencias para los industrialistas tras esta nueva derrota implican que la séptima plaza se queda de nuevo a ocho puntos cuando quedan nueve jornadas por disputar. El objetivo de estar entre los siete primeros parece esfumarse aunque los blanquiazules tienen al alcance (3 puntos) al octavo, plaza que también dará derecho al ascenso a la División de Honor en caso de que el segundo mejor clasificado pertenezca al grupo de la Andaluza de Cádiz y Huelva.

En eso tiene que centrar ahora todos sus objetivos el cuadro industrialista aunque mucho tendrá que mejorar para ello. Después de sumar los tres puntos en casa del Recreativo Portuense, había expectación por ver qué Industrial se encontrarían los aficionados ante el Rota.

Ni siquiera las bajas pueden servir de excusa para el mal partido de los industrialistas sobre el césped artificial de La Canaleja. Bien es cierto que el conjunto jerezano afrontaba el partido sin sus laterales, Juanma Carrasco y Juanito, y sin Paquín en el centro del campo. La solución de Mendoza -el futbolista más en forma de los industrialistas- en el lateral derecho no pareció la más idónea. El extremo se vio en todo momento superado por Raúl Lettari, uno de los mejores futbolistas de la categoría. En eso, el jerezano no lo tuvo fácil. Tampoco conoce el oficio de un puesto tan específico. Tuvo querencia en irse al ataque sin que nadie le hiciera la cobertura y la banda izquierda del ataque roteño se convirtió en una autopista. Juanma Sánchez se tuvo que multiplicar saliendo de su zona en más de una ocasión. Tampoco funcionó el equipo en el resto de líneas. Hubo naufragio generalizado en el centro del campo, que ni contuvo al contrario ni creó fútbol.

Por si fuera poco, enfrente estaba uno de los mejores equipos de la categoría. Raúl Lettari se bastó para crear todo el peligro verderón, bien acompañado de Ramón, autor de un gol y de la asistencia del 0-2, y un centro del campo comandado al alimón por Harana y Antonio Blanco.

El Industrial no se encontró cómodo en ningún momento. Antes de que se cumpliera el primer minuto Alberto Orellana ya tuvo que frenar en falta a Lettari cuando éste ya se iba a adentrar en el área. El Rota dominaba y el Industrial buscaba hacer daño a la contra. Borja puso a prueba por primera vez -y casi única- a Fabio en un disparo a la media vuelta que salió centrado y que el portero jerezano repelió.

La falta de tensión en los locales se hizo palpable en la jugada del 0-1. Fue una falta pegada a la banda izquierda que lanzó Lettari y que nadie acertó a despejar. Ramón recogió el balón, se lo puso a la izquierda, aguantó un par de tarascadas y tuvo tiempo para meter la puntera y sorprender a Jairo. A partir de ahí, el Industrial desapareció y el Rota creció en juego. Ramón estuvo a punto de sorprender a Jairo en un centro chut. El portero metió la mano a lo justo para enviar a córner. Chico Benítez, pasada la media hora, estuvo a punto de hacer el gol de la tarde. Vio adelantado al portero industrialista y desde su campo puso el balón en juego. El meta logró sacar la mano derecha a lo justo para sacar la pelota de la escuadra. No pintaba nada bien el partido y Ramón se encargó de ponerlo aún más cuesta arriba justo antes del descanso. El extremo roteño encontró un pasillo libre por la banda derecha, ningún defensa le salió al paso, remontó la línea de fondo y dio el pase atrás por donde llegaba Dani Cadena para cruzar a media altura.

Si ya era una malísima noticia irse al descanso con 0-2, a la vuelta Juanma Sánchez, con un dolor estomacal, tuvo que dejar su puesto a Álex Cortés. Lo primero que hizo el centrocampista gaditano fue cometer penalti sobre Lettari, bastante más apagado en la reanudación. Dani Segarra transformó la pena máxima sentenciando el partido.

Mena movió el banquillo. Quitó a Daza y a Juanito Benítez y dio entrada a Chico y Álvaro. La decoración del partido no varió en exceso. El Rota pareció conformarse con el resultado y apenas pisaba ya el área contraria pero el Industrial fue un querer y no poder. Mendoza abandonó el lateral derecho en el que se colocó Chino e instantes después se plantaba ante Fabio, al que batía por alto con un recurso de buen delantero.

Aupado por el gol, el Industrial se lanzó al ataque y Fabio tuvo que repeler un disparo de Costilla que llevaba veneno. El Rota contestó con un remate de cabeza de Dani Cadena que salió rozando el palo derecho. Lo mismo que un disparo de Lettari desde 35 metros aprovechando una malísima salida de Jairo. El partido murió con un córner ensayado entre Costilla y Mendoza y disparo de este último que tras rozar en un defensa se marchó junto a la cepa del poste derecho de Fabio.

José Manuel Mena fue crítico con el juego de su equipo tras caer 1-3 en La Canaleja con el Rota. El técnico no puso peros al triunfo verderón. "Quizá por ocasiones el resultado es algo abultado pero la victoria se la han merecido porque sólo se ha visto un equipo. El Rota es un gran equipo, está muy compensado y a la vista está que están arriba. Mi equipo es el que no ha estado".

A la hora de analizar el encuentro, Mena explicó que "nos ha faltado esa actitud y esas ganas que demostramos todos los domingos y se ha visto reflejado. El Rota sabe a lo que juega. Han sido muy superiores y les doy la enhorabuena. No he tenido esa sensación ni esa ambición de querer ganar el partido. Sólo he visto un equipo, parecía un partido de un equipo profesional con otro de regional".

Tampoco ayudaron las bajas en defensa. "Todo influye, teníamos muchas carencias. Han metido a Lettari en banda y, ya digo, mi equipo no ha estado, si hubiéramos tenido la actitud de otras jornadas anteriores habríamos dado otro rendimiento. Es difícil analizar el partido. Las bajas eran importantes, estamos muy limitados y la plantilla es corta pero no hemos hecho lo que se ha hablado durante la semana".

Mena no espera en esta ocasión una semana 'revuelta': "Yo estoy tranquilo, lo estoy dando todo y son muchas zancadillas las que estamos sufriendo. Hoy -ayer para el lector- otra vez es como jugar fuera de casa, jugar fuera de La Juventud nos hace mucho daño. Está siendo un año muy raro, rarísimo".

Los jerezanos de nuevo se quedan a 8 puntos de la séptima plaza y no terminan de enganchar una regularidad: "Es lo que nos falta, ganar dos o tres partidos seguidos. Después de la buena imagen del otro día, sobre todo en actitud y compromiso... Pero es que viendo el campo sabía que iba a beneficiar al Rota porque jugar aquí es como jugar fuera de casa".

Dándole vueltas al rendimiento del equipo ayer, comentó que "la culpa de todo el mundo. Yo intento meter a todo el mundo desde el calentamiento pero a veces no llega el mensaje, o los futbolistas no tienen su día, y nos ha pasado. Es la segunda vez que nos pasa esta temporada, esperemos que no se repita y que el domingo que viene salgamos con otra actitud. Ha sido un partido muy malo y soy el primer culpable. Ante las adversidades, el industrialismo se crece", dijo.

Por último, dejó en manos de la directiva la decisión de ir a otro campo en caso de que Deportes siga sin abrir La Juventud y ofreciendo La Canaleja, "pero de verdad, es que es puteante el tema de no tener campo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios