José Mercé decide actuar en Israel

  • El cantaor jerezano rechaza la petición de la Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina y argumenta que "el flamenco es una posibilidad real de diálogo".

Comentarios 9

El cantaor José Mercé actuará en Israel, tal y como tenía previsto, el próximo 29 de noviembre porque, a pesar de la petición de la Red Solidaria contra la Ocupación Palestina, entiende que el flamenco es "una posibilidad real de diálogo" y su ánimo es seguir trabajando en esa línea.

La plataforma Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina (Rescop), que aglutina en España a más de una treintena de organizaciones de apoyo al pueblo palestino, pidió en una carta abierta el pasado día 6 a Mercé que anulara el concierto porque "actuar para Israel" supone hacerlo "para un Estado que ejerce una prolongada y cruel ocupación de Palestina".

Mercé ha señalado que le "extraña" la polémica suscita con motivo de su actuación en el Museo de Israel, en Jerusalén, y que él es "un simple emisario del flamenco, parte importante del arte y la cultura" de España y elemento "que puede unir a los pueblos y lanzar un mensaje de paz y solidaridad, radical contra la violencia y la injusticia".

"Otros artistas con mayor eco global lo han hecho y continúan en la tarea de encontrar una vía de comunicación para resolver el conflicto entre Israel y Palestina", subraya y apunta como ejemplo el mensaje conjunto de la palestina Mira Awad y la israelí Noa en Eurovisión 2009. "Creo que el flamenco es uno de los mejores reflejos de la posibilidad real de diálogo y coexistencia entre personas y culturas y con ese espíritu, quizá utópico, he cantado, canto y seguiré cantando", apostilla.

El concierto del cantaor jerezano (1955) está enmarcado en las actividades organizadas con motivo del 25 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre España e Israel. En la conmemoración, como recuerda Mercé, se incluyen la cesión temporal del Museo del Prado del óleo San Juan Evangelista de El Greco al Museo de Israel; la exposición de un centenar de dibujos, grabados y pinturas de Picasso en el Museo de Arte de Tel Aviv o la programación de una semana de películas españolas en la Cinemateca de Tel Aviv.

A lo largo del año, añade el artista, el español Diego Guerrero y el israelí Idan Rachel actuaron en Sefarad; el pianista Ilan Rogoff tocó en Mallorca en solidaridad con los enfermos de cáncer; el quinteto vocal israelí Carmel-A-Capella cantó en la Cúpula del Milenio de Valladolid y Noa cantó de manera altruista para ayudar a los afectados por los efectos del terremoto de Lorca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios