flamenco

Un ballet flamenco

  • Rescatada 'La romería de los cornudos', hito de la colaboración entre Lorca y La Argentinita

Un momento de la representación de 'La romería delos cornudos' en la Fundación Juan March. Un momento de la representación de 'La romería delos cornudos' en la Fundación Juan March.

Un momento de la representación de 'La romería delos cornudos' en la Fundación Juan March. / Fundación Juan March

¿Quién teme a la palabra flamenco? Esta noche será la última de las cinco representaciones que se han llevado a cabo esta semana de la nueva versión de La romería de los cornudos. La obra se ha presentado en la sede de la Fundación Juan March, en Madrid, con una nueva coreografía a cargo de Antonio Najarro. Basada en una idea de Federico García Lorca, la misma que luego le llevaría a componer Yerma (1934), uno de los hitos de su producción, se estrenó originalmente en 1933. Fue la compañía de La Argentinita la encargada de aquella primera representación escénica. El argumento lo escribió otro de los grandes escritores vanguardistas del momento, el también dramaturgo Cipriano Rivas Cherif. La música la compuso Gustavo Pittaluga, destacado miembro del Grupo de los 8, que ya había trabajado para Antonia Mercé La Argentina. De hecho, la primera versión de La romería delos cornudos, para piano y castañuelas, la estrenó en concierto Antonia Mercé en 1930. Rivas Cherif también había escrito en 1927 para Mercé El contrabandista y El fandango del candil. Los telones de La romería de los cornudos los puso el escultor Alberto Sánchez y para esta versión en la Fundación Juan March se han hecho reproducciones a escala de los originales que se conservan en el Museo Reina Sofía. Sánchez colaboraría también en La Barraca, el proyecto de teatro popular itinerante de Lorca, así como en la primera representación de Yerma.

La coreografía original de La romería de los cornudos corrió a cargo de Encarnación López Júlvez La Argentinita que encarnó en el estreno el papel principal de Sierra. En esta representación estuvo también Pilar López, hermana de La Argentinita, en el papel de María la Luz; Rafael Ortega como Chivato y la veterana bailaora de los cafés cantantes sevillanos Malena Seda La Malena dando vida al personaje de La Ventera. Durante la Guerra Civil, La Argentinita, horrorizada por el asesinato de Lorca, huyó de España para no volver. En 1938 se instala en Nueva York y en el país norteamericano La romería deloscornudos tendría una segunda vida con una versión estrenada en 1942 en Cleveland a cargo del Ballet Russe de Montecarlo en una nueva coreografía que firma Pilar López. Esta versión fue filmada en 1944 durante una representación en Nueva York. La Fundación Juan March completa el rescate de esta obra con una completa exposición en su sede de materiales relacionados con La romería de los cornudos que incluyen la mencionada filmación. En 1956 el Ballet de Pilar López, ya de vuelta en España, hizo una tercera versión de esta obra. La que firma ahora Najarro como coreógrafo para la Fundación Juan March es, por tanto, la cuarta versión, y tercera coreografía, de la misma. El director del Ballet Nacional asegura que no ha visto la filmación del Ballet de Montecarlo para así tener plena libertad de inspiración. Hay que decir así pues que, aunque se conserva el argumento de la obra, la partitura de Pittaluga y los telones de Alberto Sánchez, la coreografía de La Argentinita se ha perdido irremediablemente. Algo queda sin duda en la versión de Pilar López pero hay que recordar que La Argentinita era, ante todo, una bailaora de flamenco. Que todos los documentos visuales y sonoros que de ella han perdurado, como la filmación que hizo en Francia en 1938, la muestran como una bailaora jonda. Y que su compañía estaba compuesta de bailaoras y bailaores, como Malena Seda o Antonio de Triana.

Cuando la obra se repone en Estados Unidos, con la compañía de La Argentinita en descomposición a consecuencia de la guerra, lo ha de hacer una compañía clásica académica y por eso fue Pilar López la encargada de elaborar una nueva coreografía. No obstante dicha coreografía, pese a estar adaptada para un ballet clásico, adaptación que llevó a cabo Pilar López, es estrictamente flamenca: no hay zapateados ni castañuelas, no podía haberlos, pero sí vueltas quebradas, giros de muñeca, embotados... La romería de los cornudos es un ballet, sí, pero un ballet flamenco. Esta película del Ballet de Montecarlo es lo más cercano que tenemos a un ballet flamenco anterior la Guerra Civil, ya que tampoco tenemos filmaciones completas de las obras de La Argentina. De ahí la importancia enorme de esta grabación para restaurar nuestro patrimonio jondo. Dicho lo cual, ¿porque ningún productor, artista y demás responsables de esta reposición ha pronunciado, en sus comparecencias públicas a propósito de la obra, la palabra flamenco?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios