EN ESTADOS UNIDOS

Primer atropello mortal con un coche autónomo

  • Ha sido un vehículo sin conductor de Uber el que ha atropellado a una mujer en Arizona (Estados Unidos) causándole la muerte.

Imagen de un coche de pruebas de Uber desarrollado por Volvo. Imagen de un coche de pruebas de Uber desarrollado por Volvo.

Imagen de un coche de pruebas de Uber desarrollado por Volvo.

Un coche autónomo de Uber ha atropellado a una mujer en Tempe (Arizona, Estados Unidos) que ha resultado en el fallecimiento de la mujer, según informa The New York Times, la primera muerte provocada por este tipo de vehículos en vías públicas.

Según informa el medio citado, el vehículo circulaba con el 'modo autónomo' activado, con un conductor de seguridad en su interior. En un momento dado, el coche ha chocado con la mujer, que cruzaba la calle fuera del paso de peatones. Otros medios, como ABC15, informan de que la mujer circulaba en bicicleta por la calzada.

La investigación sobre lo ocurrido está en marcha. La Policía de Tempe, en un comunicado, habría informado de que el suceso tuvo lugar por la noche, sin especificar si el domingo por la noche o el lunes de madrugada.

La compañía ha anunciado, a través de un mensaje publicado en Twitter, que están colaborando con las autoridades en la investigación del incidente. El CEO de Uber, Dara Khosrowshahi, ha lamentado lo ocurrido  ha asegurado que tienen a la familia de la víctima en mente. Según Bloomberg, además, se han suspendido todas las pruebas con vehículos autónomos.

Uno de los principales argumentos de los desarrolladores de  automóviles autónomos es que el 90 por ciento de los accidentes se deben a errores humanos y que se evitarán con la tecnología de los  vehículos sin conductor. Pero el sector también era consciente de que  en algún momento se produciría un accidente mortal con vehículos  autónomos. 

Uber es una de las decenas de empresas que están desarrollando un  sistema de conducción autónoma propia, que prueban en las calles de  Estados Unidos. Pero el programa de esta compañía tuvo problemas  desde el principio. El primer día que comenzó a probarse en San  Francisco, se grabó a un vehículo de Uber saltándose un semáforo en  rojo.  

En 2015 ya murió una persona que viajaba en un automóvil autónomo Tesla. Pero en aquella ocasión, el conductor dejó el control del  vehículo en manos del asistente automático aunque se sabía que este no estaba en condiciones de asumir la conducción por completo. El vehículo se metió debajo de un camión que cruzaba la carretera.

Sin embargo, los vehículos como este de Uber están pensados para  circular sin ser conducidos por una persona, aunque actualmente los  conductores de seguridad todavía intervienen a menudo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios