El jefe de la AIEA visita Irán en un momento de gran tensión entre Teherán y Washington

  • El presidente estadounidense, George W. Bush, que se encontraba en Jerusalén, aseguró que Estados Unidos enfrentará cualquier "amenaza" para la estabilidad en Medio Oriente procedente de Irán

El director general de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), Mohamed ElBaradei, inició el viernes una visita a Teherán para obtener aclaraciones sobre el polémico programa nuclear iraní.

Su visita de dos días se produce en medio de un nuevo factor de tensión entre Irán y Estados Unidos luego del incidente del pasado domingo en el estrecho de Ormuz entre lanchas iraníes y barcos de guerra estadounidenses.

ElBaradei llegó la noche del jueves a Irán, acompañado por el número dos de la AIEA, Olli Heinonen y por Vilmos Cserveny, director de Relaciones Exteriores y Coordinación Política del organismo.

El objetivo de este sexto viaje de ElBaradei a Teherán desde 2003 es aclarar el tipo de programa nuclear que desarrolla el gobierno de Mahmud Ahmadinejad.

Irán afirma que su programa es civil, pero varios países, en particular occidentales liderados por Estados Unidos, dicen que persigue fines militares.

Washington nunca descartó recurrir a la opción militar para que Teherán suspenda su programa de enriquecimiento de uranio, como se lo exigen tres resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

El enriquecimiento de uranio permite obtener combustible para una central nuclear pero también la materia prima para una bomba atómica.

La perspectiva de un ataque militar se redujo en diciembre pasado luego de que se conociera públicamente un informe de los servicios de inteligencia estadounidenses según el cual Irán suspendió en 2003 su programa nuclear militar.

Sin embargo, el incidente ocurrido el domingo entre buques de guerra estadounidenses y lanchas iraníes en el Golfo reavivó el espectro de un conflicto armado.

Estados Unidos protestó formalmente el jueves ante Irán por maniobras "agresivas" de las embarcaciones iraníes. La República Islámica lo desmintió, asegurando que se trató de un control "de rutina".

El presidente estadounidense, George W. Bush, que justamente se encontraba en Jerusalén, en su primera visita a Israel y los territorios palestinos, aseguró que Estados Unidos enfrentará cualquier "amenaza" para la estabilidad en Medio Oriente procedente de Irán.

ElBaradei espera "desarrollar las vías y medios para mejorar y acelerar el funcionamiento de medidas de salvaguarda en Irán, para resolver todos los asuntos todavía en suspenso" sobre sus actividades nucleares, indicó la portavoz de la AIEA antes de la visita.

La AIEA, que en noviembre de 2007 advirtió a Irán sobre la prosecusión de sus actividades de enriquecimiento de uranio, quiere tener más información sobre sus experimentos con plutonio o el uso de centrifugadoras de tipo P1 y P2 para producir uranio enriquecido.

También quiere saber más sobre las partículas de uranio altamente enriquecido como el que interviene en la fabricación de la bomba atómica, que inspectores de la AIEA encontraron en la Universidad Técnica de Teherán.

Expertos de las dos partes tienen que analizar ahora "las actividades que podrían tener aplicaciones militares", después de abordar en noviembre eventuales problemas de contaminación.

Sin dar nombres, la portavoz de la AIEA dijo que ElBaradei se reunirá con personalidades de alto rango en Teherán. Según una fuente diplomática en Viena, entre éstas podrían figurar Ahmadinejad y el guía supremo de la República Islámica, Alí Jamenei.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios