Abás y Olmert se reúnen mañana con la crisis de Rafá como telón de fondo

  • Las autoridades permiten hoy por primera vez el uso de coches y motos a través de la frontera egipcia.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, y el primer ministro israelí, Ehud Olmert, tienen previsto reunirse mañana con un objetivo en mente: la resolución de la crisis abierta en el paso egipcio de Rafá, por donde han entrado casi un millón de residentes de la Franja de Gaza en busca de comida y bienes de primera necesidad, hambrientos y desesperados por la crisis humanitaria de la Franja provocada por el embargo financiero y de materiales impuesto por Tel Aviv.

Los dos líderes tienen previsto reunirse mañana para discutir iniciativas sobre las negociaciones de paz después de que centenares de miles de gacenses irrumpieran en Egipto para escapar de la crisis humanitaria motivada por el embargo israelí sobre la región y que culminó el pasado miércoles, cuando un grupo de milicianos logró abrir brechas con explosivos en la valla fronteriza en un claro desafío al bloqueo impuesto por Israel con apoyo de Egipto como represalia por el lanzamiento de cohetes caseros Qassam contra la ciudad israelí de Sderot y sus inmediaciones.

Asimismo, Abás pedirá a Olmert que levante las restricciones de movimiento en Cisjordania, sede del Gobierno de la Autoridad Palestina (AP), repleta de puestos de control militares que impiden a sus residentes desplazarse con normalidad por la zona.

El ayudante de Abás, Yaser Abed Rabbo, consideró el levantamiento del "asedio" como "la cuestión prioritaria en la agenda de la reunión de mañana", seguida de la "necesidad de eliminar los cientos de puestos de control en Cisjordania".

No obstante, Hamás ha manifestado su oposición a cualquier resultado procedente del encuentro entre ambos mandatarios y recurre a negociaciones indirectas con Egipto para solucionar la crisis. En un comunicado, el portavoz del Movimiento de Resistencia Islámica, Sami Abu Zuhri, señaló que la situación de los territorios palestinos requiere que los palestinos vuelvan a estar unidos para que puedan enfrentarse a la "agresión" y el "asedio" israelí.

La contramedida adoptada por Hamás consiste en entablar conversaciones con Mubarak que concluyan en una apertura del paso de Rafá durante un período de tiempo indeterminado, en coordinación con el Gobierno egipcio.

"Ofrecemos una alternativa ante esta situación temporal y excepcional", declaró Abu Zuhri, que estimó que la libertad de movimientos en la frontera, propuesta por Hamás se prolongaría durante el tiempo que permaneciera en vigor el hipotético acuerdo alcanzado entre Hamás y Egipto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios