Bush viaja a Oriente en un momento de gran tensión con Irán

  • El incidente del domingo en el Estrecho de Ormuz añade interés a un viaje en el que por primera vez visitará Israel

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, emprende hoy su gira más amplia por Oriente Próximo desde que está en la Casa Blanca con el incremento de la tensión con Irán como trasfondo.

El propio Bush, que llega hoy a Jerusalén, afirmó que uno de los asuntos fundamentales de sus reuniones será contener lo que considera "ambiciones agresivas" de la República Islámica.

La tensión ha subido un grado más tras el incidente el domingo en el Estrecho de Ormuz, donde tres buques de guerra estadounidenses estuvieron a punto de disparar contra embarcaciones iraníes que les hostigaban, según el Pentágono.

La Casa Blanca quiere crear un frente común en la región para aislar a Irán por sus actividades nucleares, su presunto apoyo a milicias chiíes en Iraq y los "exabruptos" de su presidente, Mahmud Ahmadineyad, que ha pedido borrar a Israel de la faz de la Tierra.

No obstante, Bush encontrará, según los comentaristas, bastante confusión sobre la política estadounidense con respecto a Irán en Kuwait, Bahrein, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí y Egipto, los países que visitará, además de Israel y el territorio palestino de Cisjordania.

Mientras tanto, el presidente palestino, Mahmud Abbas, y el primer ministro israelí, Ehud Olmert, acordaron que, pese a las diferencias que los separan, negociarán "todos los aspectos" de un eventual acuerdo de paz.

"Han acordado negociar todos los aspectos del conflicto", dijo a Efe el portavoz del primer ministro israelí, Mark Regev, que evitó confirmar las informaciones de prensa que apuntan a que Olmert y Abbas habrían consensuado ya el marco y la modalidad de la negociación. "Lo único que puedo añadir es que el encuentro fue constructivo", agregó el portavoz del primer ministro israelí.

En la misma línea se expresó Saeb Erekat, consejero del presidente palestino y que, en declaraciones a los periodistas en Ramala (Cisjordania), afirmó que Olmert y Abbas "ratificaron en su entrevista a los jefes de sus respectivos equipos negociadores".

Erekat confirmó así que Ahmed Qureia, también asesor de Abbas, será el jefe de la delegación palestina, en tanto que la de Israel la liderará la ministra de Exteriores de ese país, Tzipi Livni. Saeb Erekat subrayó que sobre Livni y Qureia recaerá el mayor peso de la negociación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios