La Cámara de los Diputados checa aprueba el Tratado de Lisboa

  • El presidente de la Comisión Europea celebra el paso como una "señal importante"

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, celebró ayer la aprobación del Tratado de Lisboa por parte de la Cámara de Diputados del Parlamento checo, hecho que calificó de una "señal muy importante", al tiempo que subrayó su deseo de que el Senado haga lo propio "rápidamente".

"Celebro mucho la aprobación del Tratado de Lisboa por la Cámara Baja del Parlamento checo. Esto es una señal importante del compromiso del Parlamento con Europa mientras la presidencia checa está trabajando con dedicación y habilidad para liderar la Unión Europea", afirmó el jefe del Ejecutivo comunitario.

"Espero que el Tratado sea aprobado rápidamente por el Senado para que el proceso de ratificación pueda completarse", agregó Barroso en un comunicaco leído por su portavoz, Johannes Laitenberger, en rueda de prensa.

El Senado checo tiene previsto votar el Tratado de Lisboa en abril, pero el proceso se podría retrasar porque numerosos senadores quieren condicionar su aprobación a la materialización del acuerdo entre Praga y Washington para emplazar una torre de radar en territorio que formaría parte del escudo antimisiles que proyecta Estados Unidos para contrarrestar amenazas balísticas de países como Irán.

Por su parte, el presidente checo, Vaclav Klaus, dijo que firmaría el Tratado de Lisboa después de que los irlandeses, que rechazaron el texto en el referéndum celebrado el pasado junio, den su visto bueno en una segunda votación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios