Cuba celebra unas elecciones que la oposición califica de "teatro"

  • Más de ocho millones de cubanos elegirán hoy a los 614 diputados que concurren a los comicios, el mismo número de escaños que componen el Parlamento

Comentarios 1

Dirigentes de la disidencia de Cuba minimizaron el viernes el impacto de las elecciones parlamentarias de hoy en Cuba, que califican de "teatro", mientras el Gobierno intensificó sus llamadas al voto "unido" contra las amenazas de Estados Unidos y la oposición que tilda de mercenaria.

"En Cuba no hay elecciones, hay un teatro en el que el Gobierno hace participar al pueblo para poner en el poder a las personas que estima pertinentes", declaró la opositora Marta Beatriz Roque, al señalar que el proceso "es tan ridículo" que "lo mejor es ni hablar de esas votaciones".

"Cuando digo ni hablar, es no escribir No o Cambio en las papeletas de votación, sino dejar de asistir a las urnas", comentó Roque, la única mujer entre 75 disidentes condenados en 2003 a entre seis y 28 años de cárcel, liberada en 2004 por problemas de salud.

Vladimiro Roca, de la concertación opositora Todos Unidos, destacó que "no se puede hablar de elecciones, porque no se elige nada". "¿Dónde están las distintas opciones para que el ciudadano pueda escoger realmente?", se preguntó.

Más de ocho millones de cubanos elegirán hoy a 614 diputados al Parlamento para igual número de escaños, que definirá en un término de 45 días al Consejo de Estado, presidido por Fidel Castro, de 81 años y alejado del poder desde que convalece hace casi 18 meses de una crisis de salud.

"No tengo duda de que nuevamente Fidel Castro seguirá de presidente", expresó Roque, mientras que Roca consideró que la reelección del líder cubano "sería un craso error".

En procesos anteriores, la oposición interna, que el Gobierno califica de "mercenaria" al servicio de Estados Unidos, llamó a la abstención, el voto en blanco o a anular la boleta como forma de expresar su desacuerdo con el régimen, pero esta vez no fue así.

"Que cada quien administre su miedo: el que tiene suficiente valor para no ir a votar que no vaya, el que tiene valor para anular la boleta que lo haga y al que le da para ir y echar la boleta en blanco también", comentó Roca, con ironía.

En Miami, cuna del anticastrismo, organizaciones como el Directorio Democrático Cubano, Mar por Cuba, y Cuba Independiente y Democrática, entre otras, llamaron a los cubanos a no participar en lo que consideraron "una farsa electoral".

Para los comicios de hoy, el Gobierno desarrolla una intensa campaña por el "voto unido" (por todos los candidatos), una estrategia política que Castro propuso por primera vez en 1993 como reafirmación del socialismo.

En las elecciones generales de 2003, concurrió a las urnas el 97,61 por ciento de los empadronados y el 96,44 por ciento de las papeletas fueron válidas. De ese total la mayoría fueron por el "voto unido", excepto el 3 por ciento que quedaron en blanco y 0,86 que fueron anuladas.

El jefe del Parlamento, Ricardo Alarcón aseguró que ahora son "más poderosas y más fuertes" las razones para el voto unido "porque de entonces para acá se ha intensificado la guerra económica y el terrorismo ".

Para Roca esa campaña "es brutal" y el "voto unido" una opción "para la gente que tiene mucho miedo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios