Decenas de miles de iraníes conmemoran el aniversario de la revolución jomeinista

  • Las autoridades de Teherán impulsan una marcha de apoyo para encubrir el descontento

Decenas de miles de iraníes desafiaron a la nieve y el frío y acudieron a la manifestación convocada por el régimen para conmemorar el 32 aniversario del triunfo de la Revolución Islámica, que Teherán pretende vincular con las revueltas de Egipto y Túnez.

A los manidos gritos de "muerte a Israel", "muerte a Estados Unidos", las autoridades añadieron este año proclamas en defensa de las "justas reivindicaciones de los pueblos del norte de África", que tratan de presentar a su población como "una oleada de despertar islámico".

"Hemos venido aquí para mostrar al mundo que Irán es fuerte. Y para apoyar a los musulmanes de Egipto y Túnez, que se han levantado contra la opresión como nosotros hicimos hace treinta años", explicó un profesor que marchaba por la emblemática avenida Enguelab (Revolución) de Teherán, con su hijo a hombros.

A ambos lados, hileras de agentes de seguridad, de paisano y en uniforme, controlaban que todo discurriera según el patrón previsto por un régimen que lee en clave nacional propia las protestas en el norte de África.

Sin embargo, las autoridades olvidan que hace un año y medio el propio régimen iraní reprimió con extrema violencia un movimiento popular de protesta similar en contra de la polémica reelección del presidente, Mahmud Ahmadineyad.

En junio de 2009, nada más conocerse el resultado, cientos de miles de personas salieron a la calle para apoyar la denuncia de la oposición de que los comicios habían sido amañados.

En la represión perdieron la vida al menos una treintena de personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios