Europa exhibe su alivio con la victoria demócrata

  • Satisfacción en Londres, Berlín y París por el respaldo de las urnas a unos EEUU "más abiertos y solidarios internacionalmente".

Y Europa suspiró aliviada. El viejo continente deseaba la victoria de Barack Obama. Desde el comienzo de la campaña electoral, los estímulos que el candidato demócrata a la reelección imprimía a sus socios europeos, zarandeados por la tormenta económica, contrastaban con la posición mucho más autárquica de su oponente, el republicano Mitt Romney. De manera que el marcador final (303-206) a favor de Obama provocó los aplausos en la Unión Europea.

Desde Londres, el primer ministro británico, Peter Cameron, felicitó al que será por segunda vez inquilino de la Casa Blanca. "Yo creo que es un presidente estadounidense muy exitoso. He trabajado a gusto en los últimos cuatro años con él",  dijo Cameron, de gira por Cercano Oriente. "Y me  alegro de poder seguir trabajando con él los próximos cuatro años. Nos queda mucho por hacer: estimular la economía mundial y me gustaría ver un acuerdo comercial entre Estados Unidos y la Unión  Europea". Cameron agregó que quiere conversar con Obama de la  crisis en Siria.

La canciller alemana, Angela Merkel, señaló que se  "alegra" de poder continuar "con su estrecha y amistosa relación" con Obama. Merkel invitó al vencedor de las elecciones estadounides a  visitar Alemania y recordó también que tienen "deberes comunes" en  ámbitos como la lucha contra la crisis financiera y económica en el  mundo, en mantener la paz en Afganistán y en controlar el programa  nuclear iraní.

El presidente de Francia, François Hollande,  calificó la reelección de Obama como "un momento importante, no sólo  para Estados Unidos, sino para todo el mundo". La votación es "una  clara decisión a favor de un Estados Unidos más abierto, solidario,  completamente implicado internacionalmente", destacó Hollande. El mandatario socialista  aboga por un refuerzo de la cooperación entre ambos países. Los  objetivos conjuntos son un mayor crecimiento económico, el combate  del desempleo y la solución de conflictos sobre todo en Cercano  Oriente.

Por su parte, también la cúpula de la Unión Europea remitió su enhorabuena a Obama por su  reelección. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel  Barroso, y el presiente de la UE, Herman van Rompuy, calificaron a  Estados Unidos de "socio estratégico" y expresaron su voluntad de  reunirse con él cuanto antes. Además ambos abogaron por incrementar  la cooperación en seguridad y economía.

Desde el Vaticano, Benedicto XVI instó a Obama a defender la libertad religiosa y a respetar las políticas favorables a la vida. Según el Papa, el presidente estadounidense debería trabajar "por el bien y el desarrollo de cada persona, respetando los valores humanos y espirituales fundamentales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios