Las FARC libera a tres policías y un militar

  • Llevaban secuestrados desde 2007

La guerrilla colombiana de las FARC liberó hoy a tres policías y un militar, que tenía como rehenes desde 2007, en un acto cumplido en un punto selvático del sur del país, informó el politólogo Iván Cepeda, miembro de un grupo que entabló contactos con la organización rebelde.

Cepeda dijo en la ciudad de Villavicencio que los uniformados fueron recibidos por una comisión integrada por la Cruz Roja, el Ejército brasileño y delegados colombianos, cuyos miembros tendrán que esperar un tiempo prudencial para partir del lugar mientras los guerrilleros se internan de nuevo en la selva.

Los liberados fueron identificados como los policías Walter Lozano, Juan Galicia y Alexis Torres y el soldado William Domínguez.

Los policías, integrantes de un comando de élite especializado en la lucha contra el secuestro, fueron tomados como rehenes el 9 de junio de 2007 en la población de Paujil, en el departamento de Caquetá, mientras que Domínguez cayó el 20 de enero del mismo año en Florencia, capital de esa provincia.

El gobierno colombiano ordenó desde este sábado el cese de operaciones militares en la zona para facilitar la operación.

"Es una alegría para las familias y para el país en general", dijo Cepeda, integrante del grupo Colombianos por la Paz, formado por intelectuales, académicos, periodistas y ex rehenes, entre otros miembros, que entabló contactos a nivel epistolar con el grupo rebelde.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron en diciembre a dicho grupo que liberarían a seis secuestrados. Tras la entrega de los cuatro uniformados, se espera que mañana recupere la libertad el ex gobernador del departamento de Meta Alan Jara, en tanto que el miércoles el turno será para el ex diputado regional del departamento de Valle del Cauca Sigifredo López.

Se estima que la liberación se produjo en algún sector de los departamentos de Caquetá y Guaviare (sur).

La zona es afectada desde el sábado por fuertes lluvias, lo que incluso demoró en la mañana de hoy la partida de dos helicópteros del Ejército brasileño destinados para la misión en apoyo al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Dependiendo de las condiciones atmosféricas, las aeronaves llevarán a los recién liberados a Villavicencio, donde son esperados por sus familiares, o a Florencia, de donde partió la misión humanitaria.

Tras una breve estadía en Villavicencio o Florencia, los uniformados serán trasladados en la tarde de hoy a Bogotá, donde ingresarán a un hospital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios