Funcionarios británicos se reunirán con grupos armados de la oposición siria en un tercer país

  • La Liga Árabe insta a la unión de los opositores porque el régimen "no se mantendrá mucho tiempo"

Responsables británicos se reunirán con representantes de grupos armados de la oposición siria en un tercer país, anunció ayer la oficina del primer ministro, David Cameron.

El Gobierno autorizó a funcionarios británicos a reunirse con responsables militares de la oposición siria, indicó Downing Street, aunque fuentes gubernamentales recalcaron que no se trata de armar a esos grupos sino de iniciar negociaciones con el objeto de unir a la oposición y poner fin al derramamiento de sangre.

Según la prensa británica, el ministro de Relaciones Exteriores, William Hague, dio luz verde a su enviado especial ante la oposición siria, John Wilkes, para que organice reuniones en un tercer país con la oposición siria armada. Responsables británicos insistieron en que estos grupos serían instados a respetar los derechos humanos.

Downing Street también anunció un incremento de 14 millones de libras (17,5 millones de euros) en la partida de ayuda a los refugiados sirios, que llegará así a los 50 millones de libras.

El martes, Cameron se declaró favorable a la entrega de un salvoconducto al presidente Bashar al Asad para que abandone el país, si eso sirviera para poner fin al derramamiento de sangre.

Por otro lado, el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, instó ayer a la unidad de la oposición siria porque, en su opinión, el régimen de Al Asad no continuará por mucho tiempo. "Es importante que la oposición siria se una porque todos saben que el régimen sirio no se mantendrá por mucho tiempo, y algún día habrá una nueva situación en Siria", subrayó Al Arabi en declaraciones a la prensa en El Cairo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios