Grecia retira a 900 afganos de la frontera con Macedonia

  • La Policía desaloja un paso ferroviario y manda a los refugiados de vuelta a Atenas

La Policía griega desalojó ayer por la mañana un paso ferroviario en la frontera con Macedonia, bloqueado desde el lunes por unos 900 inmigrantes en protesta por la decisión del Gobierno macedonio de cerrar la frontera, y comenzó a trasladarlos a Atenas. "Hay autobuses que están recogiendo a la gente", contó Antonis Rigas, de la organización Médicos sin Fronteras, en declaraciones a la televisión griega Skai. Las vías del tren fueron desalojadas, añadió.

Fuentes policiales confirmaron que unos 900 migrantes que no pudieron registrarse "automáticamente" como refugiados sirios o iraquíes, serán llevados al interior del país. Antes del desalojo, la Policía prohibió el acceso al cruce ferroviario en la localidad de Idomenia a periodistas y representantes de organizaciones humanitarias, informaron medios helenos. Sólo se permitió el paso a representantes del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Los inmigrantes, mayoritariamente procedentes de Afganistán, mantenían ocupado el paso fronterizo desde el lunes, por lo que se paralizó el tráfico ferroviario en el lugar, protestando contra el cierre de la frontera por parte de Macedonia. Las autoridades de ese país sólo permitieron pasar el lunes a refugiados de Siria e Iraq, pero ya no a afganos, tras lo cual cientos de migrantes intentaron asaltar el paso. Después, las autoridades macedonias cerraron la frontera totalmente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios