Israel cierra los pasos por donde entra la ayuda humanitaria a Gaza

  • Se trata de la represalia por los ataques con cohetes Al Kasam desde la franja territorial palestina, según fuentes militares israelíes

Comentarios 9

Israel cerró el viernes los pasos fronterizos con Gaza por los que entra la ayuda humanitaria hasta nuevo aviso, en represalia por los ataques con cohetes Al Kasam desde la franja territorial palestina, dijeron fuentes militares israelíes.

El cierre afecta al paso de Erez, por donde suelen salir los casos humanitarios y al de Kerem Shalom, por donde entra el aprovisionamiento para la población, confirmaron fuentes de la UNRWA, la agencia de la ONU para los refugiados palestinos.

"El Ejército israelí cerró hoy los pasos con Gaza en cumplimiento de una orden del ministro de Defensa", Ehud Barak, dijo un portavoz militar consultado por Efe.

Los pasos permanecerán cerrados hasta el domingo, aunque la medida puede ser prolongada si para entonces los milicianos no cesan sus ataques, explicó.

"La decisión será estudiada el domingo en el Ministerio de Defensa", subrayó el portavoz.

El cierre afecta principalmente al paso fronterizo de Erez, en el norte de Gaza, por donde suelen salir los casos humanitarios que requieren atención médica en Israel.

Por Erez también entran diplomáticos y funcionarios de organismos internacionales, y periodistas, aunque se desconoce si también ellos se verán afectados.

También ha sido suspendida la actividad en el paso de Kerem Shalom por donde ingresa el aprovisionamiento a Gaza, confirmaron fuentes de la UNRWA, que se encarga de la ayuda humanitaria.

La aplicación de estas sanciones fue anunciada ayer por Barak durante una visita a la zona de Sderot, principal blanco de los cohetes palestinos.

"No será fácil, no ocurrirá este fin de semana, pero pondremos fin a los cohetes", advirtió Barak a la población de Sderot, al anunciarles que Israel iba a cerrar totalmente la franja.

En la práctica Gaza está bajo un severo aislamiento desde que los islamistas de Hamás tomaron el control de ese territorio en la revuelta de junio de 2007 contra el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás.

No obstante, Israel permitía hasta ahora la salida de casos humanitarios, y la entrada, con muchas restricciones, de productos básicos y combustible.

La nuevas sanciones se producen en el cuarto día de una ofensiva militar israelí contra los lanzadores de cohetes que ha causado 34 muertos, entre ellos varios civiles.

Por su parte, las milicias palestinas han lanzado contra suelo israelí más de 130 cohetes y proyectiles de morteros desde el martes, que han herido a unas quince personas.

También murió el voluntario ecuatoriano Carlos Andrés Mosquera en un kibutz israelí por disparos de un francotirador palestino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios