Julián Castro, el latino que podría ser vicepresidente de los Estados Unidos

Julián Castro es sin duda alguna el principal dirigente latino del Partido Demócrata y uno de los mayores aliados de Hillary Clinton en su carrera a la Casa Blanca, un reto para el que muchos sitúan al texano como favorito y perfecto candidato a vicepresidente de Estados Unidos.

"¿Crees que ella (Clinton) te escogerá como compañero de fórmula?¿Te estás postulando para ser vicepresidente? ¿Te gustaría ser vicepresidente?", estas tres preguntas -a las que Castro respondió con un triple no- se las realizaron el lunes en Ottumwa (Iowa) pero podrían haber sido en cualquier otro lugar.

Está casi tan ocupado en desmentir los rumores que lo sitúan de candidato a la vicepresidencia como en respaldar a Clinton. "Estoy completamente dedicado a ayudar a Hillary. Tenemos unas primarias (que ganar)", sentencia.

Nieto de una mexicana, Castro, de 41 años, fue alcalde de San Antonio -la séptima ciudad del país- entre 2009 y 2014, momento en el que el presidente Barack Obama lo nombró secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano y se convirtió en el miembro más joven del Gobierno estadounidense. Se había hecho popular en 2012 al ser el primer latino que abría una Convención Nacional Demócrata, así lo había hecho el propio presidente ocho años atrás, lo que le valió al entonces alcalde el apelativo del "Obama latino".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios