La Justicia gala ratifica el cierre parcial del campo de inmigrantes de Calais

  • Diversas organizaciones humanitarias que trabajan con ellos consideran que no hay espacios previstos para todos los que se quieren desalojar.

Comentarios 1

El Tribunal Administrativo de Lille validó este jueves la decisión del Gobierno francés de desalojar la parte sur del campamento de inmigrantes de Calais, en el norte del país, donde centenares de personas aguardan para intentar pasar de forma clandestina al Reino Unido.

Las autoridades francesas esperan acabar con la mitad de ese campamento y proponer soluciones alternativas a los inmigrantes, aunque diversas organizaciones humanitarias que trabajan con ellos consideran que no hay espacios previstos para todos los que se quieren desalojar. Por ese motivo recurrieron ante la justicia la orden de expulsión, pero los jueces han rechazado su apelación. La jueza estimó que se justifica el cierre del campamento porque no existen las mínimas infraestructuras sanitarias y recordó que el Estado se ha comprometido a dar soluciones alternativas a todos los inmigrantes. La magistrada, que visitó el lugar el pasado martes en medio de importantes medidas de seguridad, indicó que se han producido enfrentamientos entre los inmigrantes y las fuerzas del orden y alertó de la presencia de mafias de "pasadores" que actúan en el campamento.

El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, señaló que la decisión del Tribunal da la razón al Gobierno y desmonta algunas de las "mentiras" que se habían dicho sobre sus intenciones. En una declaración ante la prensa, Cazeneuve indicó que no habrá un desalojo violento del campamento y que en las próximas semanas seguirán colaborando con las organizaciones humanitarias para que los inmigrantes lo abandonen de forma voluntaria. "Nunca hemos pensado hacer una evacuación brutal de la zona con excavadoras y diseminando a los inmigrantes por la región. Lo que queremos es ayudarles y es lo que vamos a seguir haciendo", señaló.

El ministro indicó que se crearán nuevas plazas de acogida para los demandantes de asilo y afirmó que lucharán contra las mafias que ayudan a pasar al Reino Unido a los clandestinos. La Prefectura del departamento aseguró que los centros comunitarios de la zona que se va a desalojar, tales como la escuela levantada por una asociación humanitaria británica, o la iglesia, no serán destruidos. Muchos de los inmigrantes que estaban en Calais comenzaron a abandonar el campamento en los últimos días, aunque buena parte de ellos no se instalaron en los centros previstos por el Gobierno.

Esa circunstancia motivó que las autoridades belgas anunciaran el pasado miércoles el restablecimiento del control de sus fronteras y la suspensión de los acuerdos de Schengen por el temor a que muchos de ellos entraran y se instalaran en su territorio. Francia ha levantado junto a "La Jungla" de Calais un terreno con decenas de barracones provisionales y propone también a los inmigrantes acudir a otros centros que ha habilitado en diversos puntos del país.

Pero la mayoría de ellos rechazan estas alternativas porque, por un lado, eso supone que sean fichados y, por otro, les aleja de la frontera con el Reino Unido, que es su objetivo. Los emigrantes intentan llegar a territorio británico en los camiones que cruzan el canal de La Mancha, en ferri o a través del túnel ferroviario subterráneo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios