Maduro intenta aplacar las protestas y anuncia elecciones a gobernadores

  • El presidente venezolano amenaza de nuevo a los diputados opositores con llevarlos a prisión

Maduro intenta aplacar las protestas y anuncia elecciones a gobernadores Maduro intenta aplacar las protestas y anuncia elecciones a gobernadores

Maduro intenta aplacar las protestas y anuncia elecciones a gobernadores / miguel gutiérrez / efe

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro ha movido piezas para intentar aplacar las protestas de las últimas tres semanas en Venezuela al anunciar que quiere diálogo y que se celebren las elecciones de gobernadores que debieron realizarse el año pasado, mientras el antichavismo insistía en su agenda de calle.

El presidente venezolano, sin embargo, manifestó su voluntad democrática en un discurso amenazante en el que advirtió a sus oponentes que dará "pasos firmes en las próximas horas para que se dé un desencadenante histórico que permita recuperar la paz" y amenazó a diputados opositores con llevarlos a la cárcel.

22Muertos en las protestas. Una mujer herida en una manifestación el miércoles fallece en una clínica.

Maduro insistió en que la oposición ha convocado a marchas en contra de su Gobierno en las últimas tres semanas para "quemar" el centro de Caracas y "quemar al país" entero para derrocarlo. Insistió en que tiene pruebas de que hay dirigentes opositores que le pagan a supuestos manifestantes para realizar acciones de violencia como las registradas el jueves en la parroquia popular El Valle, donde en medio de saqueos murieron 12 personas.

"Esos muchachos fueron llevados allí por una derecha descocada que pretende asaltar el poder, ésos son muertos que hay que cobrárselos a la derecha descocada, irracional y violenta, me duele la muerte de esos muchachos pero fueron llevados, les pagaron una tarifa", dijo.

Advirtió que tiene un poder y lo va a usar, aunque no dio detalles, y acusó a los dirigentes opositores de ser quienes supuestamente no quieren elecciones porque "la gente les dio la espalda" en el proceso de legalización de partidos.

Insistió, sin embargo, en que quiere votaciones regionales y diálogo, un proceso que fue suspendido el año pasado tras poco más de un mes de conversaciones que acompañaron el Vaticano y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). "El diálogo es el salvavidas de ustedes (...) un diálogo a tiempo, para que después no se quejen", advirtió.

En esta línea de ideas pidió al papa Francisco que siga acompañando ese diálogo que suspendió después de que la oposición acusara al Gobierno de incumplir acuerdos, una queja que recibió el respaldo del secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolín, a través de una carta que envió a las partes dialogantes.

"Hay una conspiración allá en Roma contra el diálogo en Venezuela", dijo Maduro, al tiempo que agradeció a los ex jefes de Estado de Panamá, Martín Torrijos, y la República Dominicana, Leonel Fernández, y al ex presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, haber acompañado estas conversaciones. "A los ex presidentes les agradezco todo el esfuerzo por el diálogo y los invito a venir a Venezuela ya que quiero conversar con los tres", dijo.

Por otro lado, una mujer que fue golpeada el pasado miércoles durante una manifestación murió ayer en una clínica en Caracas, lo que aumentó a 22 el número de víctimas mortales en dos semanas de protestas contra el Gobierno de Maduro.

El ministro del Interior, el general Néstor Reverol, informó de que la mujer de 47 años fue golpeada en la cabeza por una botella con agua congelada y la calificó como "otra víctima de la derecha terrorista, llena de odio". "No descansaremos hasta capturar a los responsable de este repudiable crimen", dijo en Twitter.

"gran plantón". Un manifestante encendió ayer una hoguera en medio de un calle durante una manifestación contra el Gobierno en Caracas. Los venezolanos se concentraron ayer en varias ciudades para la protesta convocada por la oposición denominada "Venezuela se planta contra la dictadura".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios