Miles de opositores marchan en silencio en protesta contra Maduro

  • La Unidad Democrática exige un calendario electoral para superar la crisis política y económica que sufre Venezuela

Lilian Tintori (centro), esposa del líder opositor Leopoldo López, participa ayer en Caracas en una manifestación contra el Gobierno de Maduro. Lilian Tintori (centro), esposa del líder opositor Leopoldo López, participa ayer en Caracas en una manifestación contra el Gobierno de Maduro.

Lilian Tintori (centro), esposa del líder opositor Leopoldo López, participa ayer en Caracas en una manifestación contra el Gobierno de Maduro. / MIGUEL GUTIéRREZ / efe

La Policía Nacional Bolivariana (PNB) venezolana permitió ayer el paso de una marcha opositora por el oeste de Caracas que pretendía llegar hasta la sede de la Conferencia Episcopal para honrar a las 21 víctimas muertas de las protestas antigubernamentales de las últimas tres semanas.

Algunos manifestantes que intentaron unirse a la marcha movilizándose por la autopista Francisco Fajardo, la principal vía rápida de Caracas, desde el este al oeste de la ciudad sí fueron repelidos por las fuerzas del orden con gases lacrimógenos, por lo que debieron retirarse para utilizar otras vías. Este ha sido el único incidente que se registró en la jornada, sin que se hayan reportado heridos.

Esta es también la primera vez en las últimas semanas que los opositores logran avanzar en una movilización desde el este al centro de la capital venezolana desde que se inició la ola de manifestaciones de protesta en contra del Gobierno del presidente Nicolás Maduro. La Unidad Democrática exige un calendario electoral para superar la crisis política y económica del país.

La movilización de miles de opositores, denominada la marcha del silencio, fue inicialmente impedida por un piquete de la PNB, que aseguró a los líderes de la manifestación que el avance de la multitud estaba restringido en el municipio Libertador de Caracas para evitar los focos de violencia habidos en ocasiones anteriores. Sin embargo, poco después se anunció que las autoridades permitirían el paso de los opositores por una vía alternativa que les llevaría igualmente hasta la sede de la Conferencia Episcopal Venezuela, asentada en Libertador, el único de los municipios caraqueños gobernado por el chavismo.

En ocasiones anteriores los opositores han intentado, sin éxito, avanzar con manifestaciones por el centro de la capital venezolana, sede de los poderes públicos del país. "Nosotros los vamos a llevar por la ruta más segura y que ustedes hagan la actividad que ustedes quieren hacer allá", indicó un policía al grupo de manifestantes.

El diputado opositor Juan Andrés Mejías dijo a periodistas que no descarta que sean "reprimidos más adelante", pero subrayó que seguirán "firmes, pacíficamente pero inteligentemente". "Ellos a esta hora dicen que nos van a permitir llegar y ojalá que sea así porque es nuestro derecho y estamos demostrando con nuestras acciones que somos pacíficos y que no queremos confrontación con la policía y mucho menos con otros ciudadanos", indicó el parlamentario y dirigente del partido Voluntad Popular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios