Nueva masacre del Estado Islámico contra seis familias iraquíes

La Policía federal iraquí recuperó ayer los cadáveres de seis familias que murieron por la explosión de bombas colocadas por el grupo terrorista Estado Islámico (EI) contra los civiles que intentan huir de los combates en el casco antiguo de la ciudad septentrional de Mosul. En total, 17 civiles, integrantes de seis familias, entre los que se encuentran niños, mujeres y ancianos, murieron por estas bombas, enterradas en las calles estrechas en la entrada de el casco antiguo, en la zona de Ras al Yada, según dijo uno de los supervivientes, Mohamed Husein.

Los cadáveres estaban esparcidos por la calle desde hace una semana sin que las fuerzas iraquíes los pudieran recuperar debido a los feroces combates que se desarrollan en la zona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios