La OEA fracasa en su intento por restituir a Zelaya mientras Micheletti sigue desafiante

  • El presidente de facto de Honduras dice que "habrá elecciones lo apruebe el mundo o no"

Una comisión de cancilleres de países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) terminó ayer una visita a Honduras sin acuerdo para el regreso del depuesto presidente, Manuel Zelaya, mientras que el gobernante de facto, Roberto Micheletti, mantuvo su actitud desafiante.

"Este es un país soberano, aquí nadie puede venir a imponernos absolutamente nada. Van a haber elecciones el 29 de noviembre nos reconozcan los países del mundo o no nos reconozcan", aseguro Micheletti en una reunión con la comisión de cancilleres y el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, en la Casa Presidencial.

"La comisión lamenta que en esta ocasión no se haya logrado obtener el respaldo al Acuerdo de San José", indicó el canciller de Costa Rica, Bruno Stagno, al leer una declaración al término de la misión, que comenzó el lunes, en el marco de la mediación del presidente de ese país, Oscar Arias.

La delegación hizo un llamamiento "a todos los sectores de la sociedad hondureña a considerar favorablemente la suscripción del Acuerdo de San José que contiene los elementos necesarios para el diálogo y la reconciliación, para la restauración del orden constitucional y el estado de derecho"

La propuesta de Arias incluye el regreso condicionado de Zelaya, un Gobierno de unidad y reconciliación nacional, adelanto de las elecciones, amnistía política y verificación internacional, entre otros puntos.

La declaración añade que "se lograron avances" durante la visita, pero reconoce que "aún no existe la disposición para la aceptación plena del Acuerdo de San José por parte del señor Micheletti y sectores que le son afines".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios