Obama destina 200.000 millones a las guerras de Iraq y Afganistán

  • El presidente de EEUU presenta su primer presupuesto, que prevé el mayor déficit en la historia del país desde la II Guerra Mundial · "Hay que tomar decisiones muy duras de ahora en adelante", advierte

50.000

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presentó ayer su primer presupuesto, que prevé en 2009 un déficit de 1,75 billones de dólares (1,4 billones de euros), así como un gasto de 3,55 billones de dólares (2,7 billones de euros) para el ejercicio fiscal 2010, en un firme esfuerzo para sacar al país de su peor crisis en décadas. No obstante, incluye una partida de 200.000 millones de dólares (157.000 millones de euros) en los próximos 18 meses para las guerras de Iraq y Afganistán.

El déficit para este año previsto en el presupuesto significa un 12,3% del Producto Interno Bruto (PIB), el mayor en la historia estadounidense desde la II Guerra Mundial.

"Llegó el momento de entrar en una nueva era de responsabilidad, en la que actuemos no sólo para resguardar y crear empleos, sino también para colocar las nuevas bases de un crecimiento sobre el cual podamos renovar la promesa de Estados Unidos", dijo Obama al presentar su presupuesto.

"Este presupuesto es un primer paso en ese recorrido", destacó el mandatario en la Casa Blanca, al calificar su proyecto como "honesto". "Hay que tomar decisiones muy duras de ahora en adelante", advirtió el presidente, que ha prometido recortar a la mitad el déficit para el fin de su mandato, en 2013.

Para el ejercicio fiscal 2009, que finaliza el 30 de septiembre y comenzó con George W. Bush todavía en la Presidencia, el presupuesto estima gastos totales por 3,938 billones de dólares.

El gasto para 2010 incluye unos 663.700 millones en Defensa, incluidas las guerras en Iraq y Afganistán -a las que se dedican 200.000 millones para los próximos 18 meses-, y un fondo de 634.000 millones a 10 años para la reforma del sistema de salud, un tema clave durante la campaña.

Obama pide 75.500 millones de dólares durante 2009 para enviar los refuerzos estadounidenses para Afganistán, según funcionarios. El presupuesto establece que las operaciones en Afganistán e Iraq costarán unos 50.000 millones de dólares en los años siguientes a 2010.

Obama también quiere apartar 250.000 millones de dólares para rescatar a los bancos estadounidenses, adicionales a los 700.000 millones ya comprometidos con ese objetivo, y aunque no tiene la intención de utilizarlos, los incluye en el plan por precaución, estimó una fuente del Gobierno.

El aumento impositivo para los más adinerados contribuirá a disminuir el déficit del Estado. Obama prevé elevar los impuestos a los estadounidenses que ganan más de 250.000 dólares al año del 35 a casi el 40%, y con ello reunir unos dos billones de dólares en 10 años.

Un funcionario del Gobierno señaló que el incremento impositivo financiará en gran medida la reforma del sistema de salud.

Otro ahorro importante procederá de la reducción de los esfuerzos militares en Iraq, que actualmente demandan unos 170.000 millones de dólares al año.

Obama propone también dedicar recursos a un sistema de cuotas de emisiones de dióxido de carbono, según informó el Washington Post.

El director de presupuesto de Obama, Peter Orszag, estimó recientemente que el sistema de cuotas podría generar 112.000 millones de dólares para 2012 y hasta 300.000 millones para 2020.

Otra prioridad de Obama en el presupuesto es el gasto para garantizar a cada niño estadounidense una "educación completa y competitiva" y ampliar el acceso a las costosas instituciones de educación superior.

El plan presupuestario anticipa que la economía estadounidense caerá el 1,2% este año, pero crecerá el 3,2 en 2010, el 4 en 2011 y el 4,6% en 2012.

La oficina de presupuesto del Congreso había previsto una caída este año del 2,2% del PBI y un crecimiento del 1,5 en 2010.

El plan de Obama también proyecta una media en la tasa de desempleo del 8,1% para este año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios