Olmert y Abbas se reúnen hoy para solucionar sus diferencias

  • El primer ministro israelí y el presidente de la Autoridad Palestina se reúnen hoy en un intento de última hora de impulsar las estancadas conversaciones sobre el acuerdo de paz ante la visita deGeorge W. Bush

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, y el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, se reúnen hoy en un intento de última hora de impulsar las estancadas conversaciones sobre el acuerdo de paz ante la visita del presidente estadounidense, George W. Bush.

Han pasado seis semanas desde la conferencia de Annapolis (Maryland), convocada por Bush para lanzar las primeras conversaciones de paz en siete años con el objetivo de cerrar un acuerdo que establezca un estado palestino antes de que termine su mandato.

Sin embargo, ambos lados, enredados en una disputa sobre la expansión de unos asentamientos judíos en territorios ocupados cercanos a Jerusalén, no han establecido aún grupos de trabajo para intentar resolver los asuntos más espinosos del conflicto.

Las conversaciones de ayer entre los principales negociadores, la ministra de Exteriores israelí, Tzipi Livni, y el ex primer ministro de la Autoridad Palestina Ahmed Qurie, terminaron sin el anuncio del esperado acuerdo sobre los grupos y su funcionamiento.

Olmert y Abbas continuarán sus negociaciones en una reunión con Livni y Qurie hoy, un día antes de que Bush inicie su primera visita presidencial a Israel y los territorios ocupados de Cisjordania.

El retraso en lograr un acuerdo sobre cómo conducir las conversaciones subraya las grandes dificultades a las que se enfrenta Bush para alcanzar su meta de conseguir que Olmert y Abbas lleguen a un acuerdo en el plazo de un año.

No está claro de qué forma los tres debilitados líderes esperan solucionar las diferencias sobre las fronteras, la confesión de Jerusalén y los refugiados palestinos antes de que Bush finalice su mandato en 2009.

Bush podría utilizar sus últimos meses en la presidencia para presionar a Israel, un aliado clave, a llegar a compromisos. Antes de la llegada de Bush, Abbas dejó claro que su objetivo es impulsar el cese total de la actividad de los asentamiento judíos.

Bush se ha referido a la expansión de los asentamientos en los territorios ocupados como un "impedimento" y ha dicho que trataría el tema con Olmert.

Olmert ordenó la paralización de facto de los nuevos proyectos de construcción israelíes en la Franja de Gaza la semana pasada, pero no ha suspendido los planes de construir cientos de viviendas nuevas en una zona cercana a Jerusalén conocida por los israelíes como Har Homa y por los palestinos como Jabal Abu Ghneim.

La construcción en ese territorio ha sido la primera fuente de descontento de los palestinos y ha provocado críticas de Washington.

Por su parte, Olmert ha condicionado cualquier acuerdo de paz con los palestinos a que Abbas de muestras de su entereza contra los milicianos. Mientras Abbas había realizado ciertos progresos en seguridad, Israel dijo que los palestinos todavía tenía mucho camino por andar.

Es previsible que Olmert y Abbas establezcan hoy un marco de trabajo para las negociaciones sobre el estatus final. Previsiblemente, Livni y Qurie, respaldados por equipos de expertos, dirigirán las principales negociaciones sobre el estatus final, principalmente en secreto, según fuentes de ambas partes.

Una vez establecidos los grupos de trabajo, estos se encargarían de temas específicos, como agua o cooperación económica. Olmert y Abbas, podrían intervenir para resolver disputas entre los grupos cuando estas se den, según fuente de ambas partes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios