Pakistán armará a 30.000 civiles para protegerse de criminales e insurgentes

  • El Gobierno adoptará esta medida en la conflictiva provincia del la frontera noroeste del país, donde la presencia policial es menor.

El Gobierno de la conflictiva Provincia de la Frontera del Noroeste (NWFP) de Pakistán entregará 30.000 armas a civiles para que se protejan de los grupos insurgentes y las bandas criminales que operan en la región, informó una fuente oficial.

"Hemos aprobado la entrega de 30.000 fusiles y munición a ciudadanos voluntarios para facilitar su protección" en las zonas con menor presencia policial, explicó Zahid Bunairi, portavoz del Partido Nacionalista Awami (ANP), formación que encabeza el Gobierno provincial.

El anuncio llega en medio de las negociaciones que este Gobierno mantiene con los insurgentes talibanes que se han hecho fuertes en el valle de Swat, en la NWFP, con la mediación de un grupo islamista.

"Los insurgentes se están propagando por la provincia y las bandas criminales se benefician de ello, así que estamos obligados a garantizar protección a los ciudadanos que se encuentran en una situación más desfavorable", dijo el portavoz sobre la entrega de armas.

Agregó que la medida debe servir especialmente a los lugareños de pequeñas poblaciones de difícil acceso, situadas en áreas montañosas, que tienen demasiado lejos los puestos policiales y comisarías.

"La estrategia debe ser llevada a cabo con cautela. Retiraremos las armas a aquellas personas que no sean capaces de combatir la amenaza", detalló Bunairi.

El Gobierno de la NWFP se halla además inmerso en un proceso de mejora de la capacidad de sus cuerpos policiales y de creación de fuerzas de elite para hacer frente a la propagación del extremismo en la provincia.

"Creemos que la mejor manera de luchar contra la insurgencia talibán y contra otros grupos extremistas es a través de la vía policial y mejorando nuestra información de inteligencia. La presencia del Ejército se convierte en un arma de doble filo que crea rechazo", dijo a Efe recientemente un dirigente del gobernante ANP.

Los insurgentes talibanes han exigido la retirada del Ejército del valle de Swat.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios