Partido Bayern-Madrid

Más policías y controles a los buses en el Bayern Múnich-Real Madrid

  • Las fuerzas de seguridad reiteran que de momento no hay indicio alguno que de la seguridad de los equipos o de los aficionados pueda estar amenazada.

Cristiano y Coentrao salen del autobús del Madrid en Múnich Cristiano y Coentrao salen del autobús del Madrid en Múnich

Cristiano y Coentrao salen del autobús del Madrid en Múnich / Efe

Tras el ataque sufrido el martes por el Borussia Dortmund, la policía de Múnich decidió reforzar la seguridad en el duelo entre el Bayern y el Real Madrid por la Liga de Campeones con el despliegue de más efectivos y la realización de controles más estrictos en torno a los autobuses de los equipos.

La cantidad de efectivos policiales desplegados en el Allianz Arena subirá de momento de 370 a 450, indicó la institución en un comunicado publicado en su cuenta oficial de Twitter después de una reunión en la que se revisó el esquema de seguridad para el partido de fútbol.

Además, según señaló un portavoz policial, los buses serán revisados por perros rastreadores antes de que suban los equipos y se evaluará utilizar caminos alternativos al estadio. La policía de Múnich informó asimismo que se reforzó la seguridad en torno a los hoteles donde se hospedan ambos equipos.

Durante la noche del martes, varios patrulleros permanecieron en los alrededores del hotel Hilton de Tucherpark, donde se hospeda el plantel del Real Madrid.

El refuerzo policial había sido enviado debido a una concentración de aficionados, aunque una vez conocido lo sucedido en Dortmund se decidió mantener a las fuerzas de seguridad en la zona, explicó el portavoz.

El bus del Real Madrid dejó el Allianz Arena alrededor de las 20:30 local del martes (18:30 GMT), tras realizar un entrenamiento en el estadio a última hora de la tarde, sin que se registraran entonces especiales medidas de seguridad.

El plantel dirigido por Zinedine Zidane se fue enterando tras la práctica de lo sucedido en Dortmund. "Es realmente preocupante", dijo un miembro de la delegación blanca a dpa. Pese a las medidas adicionales implementadas, la policía señaló que no registra indicios sobre una amenaza específica para el partido.

"No tenemos ningún indicio concreto de amenaza hacia ambos equipos o los fans aquí en Múnich", indicó el comunicado policial. De todas formas, la policía muniquesa señaló que está en permanente contacto con las autoridades de Dortmund.

La policía de Múnich aclaró asimismo que la seguridad en el Allianz Arena, un estadio con capacidad para 70.000 espectadores ubicado en la zona norte de Múnich, ya ha sido reforzada en los últimos años. En especial, tras el intento de atentado en el partido entre Alemania y Holanda en Hannover en noviembre de 2015. "Podemos asegurar que hemos tomado todas las medidas necesarias para tener una noche segura de fútbol", indicó la institución.

El Bayern, por su parte, emitió un comunicado pidiendo a los aficionados que concurran con tiempo al estadio debido a posibles demoras por los controles. "Estamos consternados por lo ocurrido en Dortmund anoche", dijo Karl-Heinz Rummenigge, jefe de la junta directiva del Bayern, en otro comunicado. "Deseamos a los jugadores y fans del Borussia Dortmund un partido pacífico y también exitoso contra el Mónaco", añadió el directivo.

Rummenigge deseó además una pronta recuperación al jugador español Marc Bartra, que tuvo que ser operado por una fractura en la mano derecha tras el ataque, así como a un policía herido. "El fútbol está unido en esto", indicó.

También Carlo Ancelotti, el técnico del Bayern, envió su apoyo al Dortmund en Twitter y deseó una pronta recuperación a Bartra. Del lado del Real Madrid, se expresó en las redes sociales Sergio Ramos. "Hoy Dortmund, Bartra y nada más", escribió el defensor. El bus que transportaba al Borussia Dortmund fue atacado el martes cuando se dirigía a su estadio para el partido ante el Mónaco por los cuartos de final de la Champions.

Tres artefactos explosivos, escondidos al parecer en las cercanías del hotel, estallaron al paso del bus del Dortmund. En las explosiones resultó herido Bartra, ex jugador del Barcelona. Debido al incidente, cuyas motivaciones están siendo investigadas, el partido entre el Dortmund y el Mónaco fue postergado para este miércoles  a las 18:45 local. El encuentro el Bayern y el Real Madrid comenzará, tal como estaba previsto, a las 20:45.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios