Ataque al autobús del Borussia

El Gobierno alemán califica de "acto repulsivo" el ataque contra el Dortmund

  • La Policía refuerza la seguridad en el estadio del Borussia de Dortmund y prohíbe entrar con mochilas.

Estado del autobús tras los ataques. Estado del autobús tras los ataques.

Estado del autobús tras los ataques. / EFE

El Gobierno alemán calificó hoy de "acto repulsivo" el ataque ayer con explosivos contra el autobús del equipo del Borussia Dortmund en el que resultaron heridos el jugador español Marc Bartra y un policía, a quienes deseó una pronta recuperación.

La canciller alemana, Angela Merkel, recibió "horrorizada" la noticia del atentado, declaró el portavoz del Ejecutivo, Steffen Seibert, en una rueda de prensa rutinaria en la que se informó también de que el ministro del Interior, Thomas de Maizière, acudirá "en señal de solidaridad" al partido de ida de cuartos de final de la Liga de Campeones entre el Dortmund y el Mónaco aplazado ayer.

Seibert expresó el "alivio" del Gobierno ante el hecho de que no ocurriera "algo todavía peor", aunque subrayó la gravedad de que dos personas, el jugador español Marc Bartra y un policía, a quienes transmitió "sus mejores deseos", resultaran heridos.

Señaló, además, que la canciller se comunicó está mañana con la directiva del Borussia Dortmund y le deseó al club "todo lo mejor".

Merkel elogió asimismo al equipo, a los hinchas y a la policía por su "serenidad", al tiempo que aseguró que los organismos encargados de la investigación harán "todo lo que está en sus manos por dar con el o los autores" del ataque y llevarlos ante la Justicia.

El director administrativo del Dortmund, Hans-Joachim Watzke, había informado minutos antes en la página oficial del equipo de su "extensa conversación telefónica" esta mañana con Merkel.

La canciller calificó de "mensaje positivo" que el equipo "no se doblegue ante el terrorismo" y vaya a jugar" en esta difícil situación", señala el comunicado.

El portavoz del Ministerio del Interior, Tobias Plate, no quiso comentar la decisión tomada ayer entre los clubes y las fuerzas de seguridad para celebrar hoy el partido cancelado, pero recalcó que "no hay indicios que apunten a un especial riesgo" en el estadio.

Subrayó además que se trata de un caso diferente al de Hannover de noviembre de 2015, cuando se suspendió el partido que iban a jugar las selecciones de Alemania y Francia ante la sospecha de que se pudiera perpetrar un atentado en el estadio, pocos días después de que sangrientos ataques yihadistas de París.

Plate no quiso avanzar detalles de la investigación ni revelar si la policía da veracidad al escrito encontrado en el lugar del ataque que apunta a un atentado islamista, pero recordó que no es el modo de actuación habitual de los yihadistas en los últimos tiempos.

Tras la pista yihadista

Por su parte, la Fiscalía federal alemana ha anunciado que el ataque se investiga como un atentado "terrorista" y confirma que se hallaron tres textos en el lugar de los hechos que apuntan al yihadismo.

La portavoz de la Fiscalía, Frauke Köhler, declaró ante los medios de comunicación que una persona se encuentra temporalmente arrestada en relación con este ataque, aunque todavía no se ha decidido si se pide su ingreso en prisión. Explicó que un grupo de extrema izquierda también ha reivindicado el ataque en internet, pero los investigadores apuntan más a la pista yihadista.

La Policía refuerza la seguridad en Dortmund y prohíbe  las mochilas

El equipo alemán de fútbol Borussia Dortmund informó de que la policía ha reforzado las medidas de seguridad en el estadio ante el partido de Liga de Campeones de esta tarde frente al Mónaco, tras el ataque de ayer al equipo, y señaló que no se podrá entrar con mochilas. En un comunicado, el club señaló que la policía ha ordenado la prohibición de las mochilas y explicó que no habrá taquillas ni guardarropa, por lo que quien vaya con una no podrá entrar en el estadio.

El tamaño máximo de los bolsos que podrán llevarse al partido será de DIN A4. El club y la policía pidieron también a los aficionados que vayan al estadio con tiempo antes del encuentro, dado que los controles previos a la entrada serán más largos de lo habitual.

Mientras, la policía sigue investigando la autoría del ataque registrado ayer, cuando tres artefactos explotaron al paso del autobús del Borussia Dortmund cuando el equipo salía del hotel camino del estadio para enfrentarse al Mónaco, encuentro que fue suspendido y aplazado a esta tarde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios