Rusia estudia ofrecer a la OTAN su aviación militar para Afganistán

  • El jefe de la diplomacia rusa, Sergei Lavrov, se reúne en Moscú con la 'troika' de Exteriores de la UE

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, afirmó ayer que su Gobierno podría ofrecer la ayuda de la aviación del Ejército para colaborar en el envío de suministros a las tropas de la OTAN desplegadas en suelo de Afganistán.

"En abril y mayo del pasado año discutimos con nuestros colegas de la OTAN sobre un acuerdo de uso de nuestros aviones militares de transporte para las necesidades de las fuerzas internacionales. Ahora son posibles pasos adicionales al respecto", reconoció Lavrov.

El jefe de la diplomacia rusa y los responsables de la política exterior de la Unión Europea (UE) repasaron ayer en Moscú también asuntos relativos a la situación en Oriente Próximo y la seguridad europea.

En cuanto a Oriente Próximo, Lavrov indicó que Rusia y la UE defienden posturas "prácticamente idénticas" y agregó que el trabajo de ambas partes en el Cuarteto avanza de forma consensuada entre las partes.

"Estamos de acuerdo con la UE en que debemos apoyar de forma activa los esfuerzos de Egipto para garantizar el carácter bilateral del alto el fuego, la prevención de nuevos brotes de violencia y el restablecimiento del funcionamiento normal de Gaza", agregó.

Por otra parte, afirmó que Rusia desplegará cohetes Iskander en la región de Kaliningrado "sólo en el caso" de que Estados Unidos instale físicamente elementos de sus escudo antimisiles en Europa.

Según Lavrov, el despliegue del sistema de defensa antimisiles estadounidense no fue abordado en las consultas de ayer, sino que simplemente fue mencionado.

El ministro ruso subrayó que la idea de emplazar cohetes tácticos Iskander en el enclave de Kaliningrado, el punto más occidental del país, no se examina en Rusia como un "especie de amenaza" a Occidente, sino como una "necesidad de garantizar la seguridad propia".

El ministro de Asuntos Exteriores checo, Karel Schwarzenberg, cuyo país ejerce la Presidencia de turno de la Unión Europea y en el que será desplegada una estación de radar del escudo estadounidense, aseguró que este sistema no apunta ni constituye una amenaza a Rusia.

La troika europea estuvo representada por Schwarzenberg, el ministro de Exteriores sueco, Carl Bildt, y la comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, además del alto representante para la Política Exterior y de Seguridad de la UE, Javier Solana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios