Siria permitirá que el OIEA visite una supuesta instalación nuclear

  • Los expertos visitarán Siria entre el próximo 22 y 24 de junio, precisó el director general del Organismo Internacional de Energía Atómica, Mohamed El Baradei.

La presión ejercida por la ONU y Estados Unidos contra Siria en las últimas semanas, ha dado sus fruto y Damasco ha accedido finalmente a que un equipo del OIEA visite una supuesta instalación nuclear en el norte del país árabe, bombardeada en septiembre pasado por Israel.

Así lo anunció hoy en Viena el director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Mohamed El Baradei, durante su intervención de apertura de una reunión en Viena de la Junta de Gobernadores de esta agencia nuclear de la ONU.

Al mismo tiempo, el responsable máximo del OIEA calificó como "lamentable" que sus expertos no puedan avanzar en la investigación del programa nuclear de Irán, el principal aliado de Siria.

Los expertos del OIEA visitarán Siria entre el próximo 22 y 24 de junio, precisó El Baradei.

En abril pasado Estados Unidos entregó al OIEA información sobre la instalación de Al Kibar asegurando que se trataba de un reactor nuclear, similar al del Yongbyon en Corea del Norte.

El Baradei criticó tanto a Israel como a Estados Unidos por no haber informado al organismo con anterioridad sobre esa instalación.

Asimismo, el responsable del OIEA recordó que Siria tiene la obligación de informar al organismo si tiene planes de construir una instalación atómica, algo que no ha hecho.

El régimen de Damasco asegura que las acusaciones norteamericanas no tienen base alguna y señala que no tiene nada que ocultar, aunque, a pesar de estas afirmaciones, tardó más de dos meses en acceder a invitar formalmente a los inspectores del organismo.

Los servicios secretos de EEUU aseguran que altos cargos norcoreanos estuvieron reiteradas veces en Siria y que técnicos de esa misma nacionalidad ayudaron a limpiar la zona bombardeada por Israel en septiembre pasado.

El régimen norcoreano no ha negado hasta ahora las alegaciones estadounidenses, mientras que Israel, cuya aviación llevó a cabo el ataque el 6 de septiembre pasado, no ha dicho nada sobre el asunto.

Por otra parte, El Baradei criticó a las autoridades iraníes por la falta de cooperación para esclarecer los últimos aspectos sospechosos de su programa nuclear, relacionados supuestamente con trabajos nucleares de origen militar.

El premio Nobel de la Paz 2005 señaló que estos "supuestos estudios" siguen siendo una asunto de "gran preocupación".

El Baradei destacó que Irán no ha dado su visto bueno a aplicar todas las medidas de transparencia necesarias para esclarecer estas acusaciones, presentadas el año pasado por EEUU y otros países.

El responsable del OIEA recordó que Irán sostiene que las supuestas pruebas en su contra son "falsas e inventadas".

Se trata del llamado "Green Salt Project" (Proyecto Sal Verde), supuestos estudios secretos centrados en el procesamiento de uranio, experimentos con explosivos de gran potencia -necesarios para desencadenar la reacción en cadena de una explosión nuclear- y diseños de misiles con cuerpos de reingreso en la atmósfera.

El Baradei manifestó que esclarecer estos asuntos es "crítico" para poder determinar el origen pasado y actual del programa nuclear en la República Islámica.

Sin embargo, el responsable del OIEA reconoció que por ahora sus inspectores no han encontrado evidencias que indiquen que Irán haya diseñado o producido material nuclear para una bomba atómica.

En el más reciente informe técnico sobre Irán, El Baradei destacó que Teherán no ha suspendido su programa de enriquecimiento de uranio, tan delicado por su posible doble uso, militar y civil.

Ante las acusaciones del OIEA de que Teherán oculta informaciones a los inspectores, el régimen iraní ha amenazado con limitar su cooperación con el organismo.

La Junta del OIEA está reunida desde hoy en Viena en su sesión de verano, centrada, como en las anteriores ocasiones, en el programa nuclear de Irán y se espera un duro cruce de acusaciones entre las partes enfrentadas.

En todo caso, no se espera que la Junta adopte una resolución sobre el llamado "dossier iraní", que se encuentra en el Consejo de Seguridad de la ONU desde hace dos años donde se han aprobado ya tres resoluciones con sanciones diplomáticas y comerciales contra la República Islámica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios