Un juez británico aprueba la extradición a Suecia de Julian Assange

  • La defensa del fundador de Wikileaks recurrirá la sentencia. De prosperar la apelación, sería extraditado en diez días.

Comentarios 12

La Justicia de Reino Unido ha resuelto que el fundador de Wikileaks, Julian Assange, sea extraditado a Suecia, donde se enfrentaría a una investigación por supuestos delitos sexuales.

La defensa de Assange, que tiene una semana para apelar la decisión, ya ha confirmado que recurrirá el fallo, según informan los medios británicos. En caso de que su recurso no prospere, será extraditado a Suecia en un plazo de diez días.

El juez Howard Riddle, miembro de la Corte de Magistrados de Belmarsh, en el sudeste de Londres, ha sustentado su decisión, entre otros argumentos, en la falta de disposición del acusado para comparecer ante la Justicia sueca. Entiende que los delitos que pesan sobre Assange son lo suficientemente graves como para considerar adecuado el traslado al país nórdico.

"He considerado específicamente si la condición física o mental del acusado es tal que sería injusto u opresivo extraditarle", ha explicado Riddle, quien considera que la posible extradición "compatible" con la Convención Europea de Derechos Humanos.

Uno de los abogados de Assange, Mark Stephens, ha confirmado ante la prensa la presentación de un recurso contra la extradición y ha dicho que aún confían en que el asunto se resuelva en Reino Unido. En este sentido, se ha mostrado "muy optimista" sobre las "oportunidades" de que el recurso prospere.

Durante los tres días que duró la vista, a principios de febrero, la defensa de Assange basó sus alegatos en que el informático australiano no tendría un juicio justo en Suecia y en poner en duda la labor de la fiscalía del país nórdico. Incluso argumentaron que podría terminar siendo trasladado a Estados Unidos, donde se arriesgaría a una condena a pena de muerte por filtrar documentos secretos.

Además, los abogados acusaron al primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, de crear una "atmósfera tóxica" y de retratar a Assange como "el enemigo público número uno".

"Siempre supe que tendría que recurrir"

Julian Assange, criticó duramente el sistema de extradición europeo y dijo que siempre supo que sus abogados tendrían que apelar.

En una comparecencia ante los medios de comunicación tras conocer el fallo de un juez, recordó que "el 95 por ciento de las órdenes de arresto europeas salen adelante" y arremetió con dureza contra el funcionamiento de las extradiciones europeas.

"Durante todo este proceso no se ha tenido para nada en cuenta la solidez de las acusaciones formuladas contra mí. Y siempre hemos sabido que tendríamos que recurrir", dijo el australiano, de 39 años.

"Lo mejor que puede hacerse para ello es analizar las normas capaces de garantizar un juicio justo ya se trate de jurados o de jueces de nombramiento político", agregó.

"Sacar a una persona del Reino Unido, de su lengua materna, de entre sus familiares, y llevarla a un lugar cuyo idioma no entiende es un asunto muy grave, que se merece mucho más que un formulario de dos páginas rellenado por un burócrata", se quejó el australiano en referencia a su propio caso.

Assange aprovechó para desmentir algunas frases que habían circulado puestas en su boca por las que supuestamente él habría involucrado a la CIA o al Pentágono en las primeras acusaciones de que fue objeto.

"Yo nunca he dicho eso, nunca he dicho quién o qué está detrás de esas acusaciones iniciales, sino simplemente que no se correspondían con la verdad", remarcó.

Cuatro cargos

Assange, de 39 años y origen australiano, fue detenido el pasado 7 de diciembre, menos de dos semanas después de que su portal comenzase a difundir 250.000 cables diplomáticos del Departamento de Estado de Estados Unidos.

Suecia buscaba la extradición de Assange bajo los términos de una orden de arresto europea creada en el 2004 para acelerar las extradiciones entre los estados miembros de la Unión Europea. El fundador de Wikileaks siempre ha negado los hechos que se le imputan e incluso ha alegado que forman parte de un proceso con trasfondo político.

El caso presentado por Suecia contiene acusaciones de cuatro agresiones sexuales por parte de Assange contra dos mujeres en Estocolmo en agosto de 2010. Una acusación presentada por la "Mujer A" dice que Assange "abusó sexualmente de ella" al ignorar su solicitud de que usara un condón cuando tenía relaciones con ella, mientras que otra hace referencia a la "Mujer W", quien dijo que Assange tuvo sexo con ella sin usar condón mientras estaba dormida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios