Atentado en San Petersburgo

Un ciudadano ruso de origen kirguís es el autor del ataque contra el metro

  • Akbarzhon Djaliliv, de 22 años y nacionalizado ruso recientemente, también colocó el segundo explosivo desactivado en otra estación.

  • Vuelven a cerrar una estación del suburbano de San Petersburgo tras un aviso de bomba. 

  • Ascienden a 14 los muertos en el atentado.

Un ciudadano ruso de origen kirguís, Akbarzhon Dzhalílov, es el autor del atentado terrorista perpetrado el lunes contra el metro de San Petersburgo, en el que murieron 14 personas, informaron este lunes las autoridades rusas.

El Comité de Instrucción de Rusia (CIR) explicó que según los análisis genéticos y las imágenes de las cámaras de seguridad, Dzhalílov, de 22 años, fue también el que colocó un segundo artefacto explosivo en otra estación del metro, pero fue desactivado por la policía.

Los servicios secretos de Kirguistán apuntaban desde esta mañana que "el autor del atentado terrorista del 3 de abril es un ciudadano de Kirguistán actualmente nacionalizado ruso", dijo a Interfax en Biskek el portavoz del servicio de seguridad de la república, Rajat Sulaimanov. 

Anteriormente, el servicio de seguridad de la república centroasiática de Kazajistán informó también de que estaba trabajando activamente con el FSB ruso para localizar a los culpables del atentado. El vicedirector de este servicio kazajo, Nurgali Bilisbekov, desmintió, sin embargo, que el terrorista fuera un ciudadano de Kazajistán, Maxim Arishev, nacido en 1996. "Esta información no se corresponde con la realidad", dijo.

San Petersburgo amaneció de luto mientras las autoridades rusas siguen buscando a los culpables del sangriento atentado y parece abrirse paso la pista de Asia Central. Las banderas ondean a media asta en la segunda ciudad rusa, donde se han decretado tres días de luto.

Vuelven a cerrar la estación de metro de San Petersburgo tras un aviso de bomba

La estación de metro Sennaya Ploschad de San Petersburgo, en cuyo túnel se produjo el lunes un atentado terrorista con 14 muertos, volvió a cerrar tras un aviso de bomba, según informó la administración del metropolitano.

"A las 11:21 hora local se cerraron los accesos a Sennaya Ploschad para inspeccionar la estación tras un aviso anónimo de bomba", informó la fuente a medios locales. Por ese motivo, los trenes pasan de largo por dicha estación, una de las más concurridas del metro de la antigua capital zarista, el más profundo del mundo.

Según medios locales, frente a la estación se han concentrado numerosos coches de bomberos, servicios de emergencia y equipos de artificieros.

En prevención de nuevos atentados, las autoridades han reforzado las medidas de seguridad en toda la ciudad, al igual que en la capital del país, tanto en los nudos de transporte como en edificios públicos, plazas, escuelas o guarderías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios