Más de 100.000 civiles huyen de los choques entre el Ejército y los rebeldes en Sri Lanka

  • Las fuerzas gubernamentales arrinconan a los guerrilleros tamiles en el norte de la isla

El Gobierno de Sri Lanka aseguró ayer que más de 10.000 civiles atrapados en las zonas de los combates en el norte de Sri Lanka se han refugiado en áreas bajo control del Ejército desde principios de mes, mientras que la guerrilla denunció la muerte de 180 personas en bombardeos.

Según un comunicado del Ministerio de Defensa de Sril Lanka, unos 10.500 civiles, entre los que se encuentran 2.800 niños y 3.000 mujeres, han llegado a los distritos de Jaffna y Kilinochi, territorios capturados por las tropas en enero. La nota agregó que las autoridades están preparadas para proveer de asistencia médica y víveres, así como para facilitar el traslado a hospitales a los civiles procedentes de zonas bajo control de la guerrilla de los Tigres para la Liberación de la Patria Tamil..

"Esta misión de rescate está bien planeada y ejecutada por profesionales. Hemos demostrado que nuestra política de cero víctimas civiles no es sólo un término sino algo que se puede llevar a la práctica", dijo un destacado militar ceilanés, citado en la nota ministerial.

Mientras, la web Tamilnet, afín a la guerrilla, denunció la muerte de más de más de 180 personas en bombardeos de las tropas gubernamentales en las zonas de seguridad delimitadas por el Ejército en el distrito de Mullaitivu, donde los militares han arrinconado a los rebeldes. Además, la web aseguró que 61 personas que estaban ingresadas en el hospital de Puthukkdiyiruppu, en zona rebelde, perdieron la vida en otro ataque de las tropas.

Sin embargo, el Ejército de Sri Lanka negó que la ofensiva contra la guerrilla tamil esté causando víctimas civiles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios