El régimen egipcio y la oposición acuerdan reformar la constitución

  • El acuerdo pone fin a la Ley de Emergencia -vigente en el país africano desde 1981- y modifica los requisitos para ser candidato presidencial y el número de mandatos que puede tener el jefe de Estado.

Comentarios 1

El vicepresidente egipcio, Omar Suleiman, y representantes de la oposición acordaron realizar reformas constitucionales y poner fin a la Ley de Emergencia, vigente en el país desde 1981, según un comunicado oficial.

En una reunión mantenida este domingo se ha acordado la reforma de los artículos 76 y 77, que estipulan los requisitos para ser candidato presidencial, y el número de mandatos que puede tener el jefe de Estado. El comunicado difundido tras la reunión recoge varios acuerdos que han alcanzado para "llevar a cabo la transición del poder de manera pacífica de acuerdo con la Constitución", aunque no ofrecieron más detalles sobre dicha transición.

Según lo pactado, se formará una comisión compuesta por representantes del poder judicial y personalidades políticas que llevarán a cabo un estudio y propuestas para estas reformas constitucionales y legales. Esta comisión deberá presentar un informe en la primera semana de marzo.

También han mostrado el compromiso de ejecutar las sentencias del Tribunal de Casación sobre las denuncias interpuestas contra las supuestas irregularidades que se produjeron en las pasadas elecciones generales de noviembre y diciembre, en las que el partido gubernamental se impuso de manera arrolladora.

Las autoridades también se han comprometido a perseguir a los corruptos e investigar a los causantes de los desordenes públicos que estallaron tras el comienzo el pasado 25 de enero de las protestas populares que exigen la caída del presidente Hosni Mubarak. También se formará una "comisión nacional de seguimiento" formada por personalidades públicas e independientes, expertos y representantes de los movimientos de jóvenes que han participado en las protestas para hacer un seguimiento de lo acordado.

Esta comisión presentará sus propuestas y recomendaciones directamente a Omar Suleimán. Además, se abrirá una oficina de quejas para los presos políticos, que no sufrirán más persecución, y no se impondrán obstáculos a la libertad de prensa ni a la actividad de los medios de información. Las partes, según el comunicado, mostraron también su deseo de que se recupere la situación de seguridad y la estabilidad en el país y mostraron su rechazo a la intervención extranjera en los asuntos internos.

En la reunión participaron, además de Suleimán, dirigentes políticos y otras personalidades, incluidos representantes de los Hermanos Musulmanes, para buscar un acercamiento con todos los grupos políticos a fin de superar la crisis abierta a fines del mes pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios