El jefe de Estado italiano comienza las consultas tras la dimisión de Prodi

  • Giorgio Napolitano comienza las consultas con los representantes políticos del país, tras las que decidirá la convocatoria de elecciones o la formación de un Gobierno de transición

El jefe del Estado italiano, Giorgio Napolitano, comienza hoy las consultas con los representantes políticos del país, tras las que decidirá la convocatoria de elecciones o la formación de un Gobierno de transición, después de la dimisión el jueves del primer ministro, Romano Prodi.

Prodi presentó su dimisión a Napolitano después de que el Senado le negara la confianza por 161 votos frente a 156.

El primer ministro pidió una moción de confianza al Parlamento -que superó en la Cámara de los Diputados- después de que el partido aliado democristiano Unión Demócratas para Europa (UDEUR) anunciase su retirada de la coalición.

El abandonó del UDEUR, que contaba con 14 diputados y tres senadores, dejaba en minoría al Gobierno en la Cámara Alta, donde desde el principio de la legislatura contaba sólo con dos escaños de ventaja.

Por el momento, Napolitano no se ha pronunciado sobre la dimisión de Prodi y hoy comenzará las consultas, que normalmente duran un par de días.

Los primeros que acudirán al Palacio del Quirinal, sede de la jefatura del Estado, serán los presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados, Franco Marini y Fausto Bertinotti, respectivamente, y después le tocará el turno a los partidos políticos y a los ex presidentes de la República.

Los caminos que puede indicar Napolitano son varios pero los que tienen más posibilidades son la celebración de elecciones anticipadas o la formación de un gobierno "técnico" de transición, es decir presidido por un independiente, para llevar a cabo algunas reformas urgentes como la aprobación de una ley electoral.

Napolitano siempre ha indicado la necesidad de aprobar una nueva ley electoral para evitar que se produzcan los problemas que se han visto en esta legislatura y, según los medios locales, preferiría la formación de un gobierno técnico.

Los principales partidos de la oposición de centroderecha como Forza Italia, que lidera Silvio Berlusconi, o Alianza Nacional exigen la celebración de elecciones en primavera y así se lo expondrán a Napolitano.

Mientras que otros partidos como los democristianos en la oposición del UDC y una gran parte de la coalición de centroizquierda La Unión pedirán un gobierno "institucional" para llevar a cabo la reforma electoral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios