Dos militares de EEUU mueren por disparos de un soldado iraquí

  • El presunto responsable de las muertes intentó huir, pero fue inmediatamente detenido

La muerte de dos militares estadounidenses, uno de ellos capitán, el 26 de diciembre pasado en el norte de Iraq se debió a unos disparos, aparentemente intencionados, de un soldado del Ejército iraquí, según un comunicado del mando norteamericano.

"Dos soldados muertos el 26 de diciembre en la provincia de Nínive en una operación conjunta, fueron aparentemente blanco de disparos deliberados de un soldado iraquí", asegura el texto.

"Por razones todavía desconocidas, por lo menos un soldado iraquí disparó aparentemente al capitán Rowdy Inman y el sargento Benjamin Portell", del Tercer Regimiento de Caballería.

Otros tres soldados estadounidenses y un intérprete civil resultaron heridos en el ataque, que ocurrió cuando los militares iraquíes y estadounidenses llevaban a cabo una operación para establecer puestos de combate.

El soldado iraquí, presunto responsable del incidente, "huyó inmediatamente después del ataque, pero fue rápidamente identificado por otro militar iraquí y finalmente detenido".

El general Mutaa Habib Al Jazarji, comandante de la Segunda División iraquí, confirmó el ataque y contó que "en los enfrentamientos con insurgentes, un soldado iraquí que trabajaba para los terroristas disparó a los militares de EEUU y mató a dos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios