Al menos 75 muertos y 310 heridos en dos atentados en el centro de Bagdad

  • Ésta es la mayor cadena de atentados que se produce en la capital iraquí tras la retirada de las tropas de EEUU de las ciudades iraquíes el pasado junio.

Comentarios 4

Al menos 75 personas han muerto y 310 han resultado heridas como consecuencia de las seis explosiones de bombas y ataques con mortero contra importantes objetivos en el centro de Bagdad que se sucedieron en un escaso lapso de tiempo esta mañana, según el último balance ofrecido por la Policía iraquí.

Una de las explosiones se produjo cerca del Ministerio de Exteriores, justo en el exterior de la fortificada Zona Verde, y fue de tal potencia que rompió algunas de las ventanas del Parlamento iraquí, que se encuentra en el interior de esta zona de seguridad donde están la mayoría de edificios gubernamentales y embajadas extranjeras.

Algunas de las ventanas del Ministerio también saltaron por los aires, mientras que en la zona se pueden ver varios coches destrozados por el fuego. Por el momento el Ministerio no ha realizado ningún comentario. Entretanto, un camión bomba sacudió el distrito de Waziriya, cerca del Ministerio de Finanzas, matando a tres personas e hiriendo a siete, según la Policía. Esta explosión provocó importantes daños y, según indicó un testigo a Reuters, parte de un tramo elevado de una carretera se ha venido abajo.

Otra explosión se produjo muy cerca del lugar donde Reuters tiene sus oficinas, en el distrito de Karrada, en el centro, haciendo que se abrieran puertas y ventanas. Según la Policía, el edificio de la gobernación central de Bagdad fue objeto de un ataque de mortero.

En el distrito sureño de Bayaa, una explosión se cobró la vida de dos personas y dejó heridas a otras cinco, sin que por el momento esté claro dónde se han producido el resto de víctimas.  Varios proyectiles de mortero impactaron en el distrito de Salhiya, en el centro de la capital, donde se encuentra una base militar y las oficinas de la televisión nacional iraquí. Entretanto, la ONU negó que su recinto hubiera sido objeto de ningún ataque, como se había informado inicialmente.

La ola de atentados se produce después de que las autoridades de Bagdad hubieran anunciado este mismo mes que la mayoría de los muros de hormigón instalados para evitar los atentados serían derribados en un plazo de 40 días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios