El presidente tacha de "ridículo" el bloqueo judicial a su castigo a las 'ciudades santuario'

El presidente Donald Trump calificó ayer de "ridículo" el bloqueo de un juez a su orden ejecutiva para negar fondos a las "ciudades santuario", aquellas que no colaboran con las autoridades federales para deportar a inmigrantes.

El fallo contra la orden de Trump provino del juez William Orrick de la corte del distrito norte de California, en San Francisco, y el presidente cree que tanto esa decisión como la del tribunal de apelaciones que bloqueó su veto a inmigrantes son "ridículas". "¡Nos vemos en la Corte Suprema!", anticipó Trump en una serie de mensajes publicados en su cuenta de Twitter en respuesta al fallo sobre las "ciudades santuario".

El fallo del juez Orrick, anunciado el martes, supone un nuevo revés para el Gobierno de Trump, aunque no es definitivo y el Departamento de Justicia puede recurrirlo ante el tribunal de apelaciones del distrito noveno, instancia inmediatamente inferior al Supremo. Ese tribunal de apelaciones del distrito noveno fue precisamente el que falló contra el decreto con el que Trump quería prohibir la entrada a EEUU de refugiados y nacionales de varios países de mayoría musulmana, una medida que permanece bloqueada.

En su serie de tuits, Trump aseguró que el tribunal de apelaciones del distrito noveno tiene "un récord terrible" en cuanto a decisiones tomadas y posteriormente anuladas, "de cerca del 80%".

Posteriormente, al ser preguntado por los periodistas durante su visita al Departamento de Interior por el fallo sobre las "ciudades santuario", Trump dijo no estar sorprendido y reiteró: "Les veremos en la Corte Suprema".

En su decisión sobre las "ciudades santuario", el magistrado Orrick determina que la orden ejecutiva que proclamó Trump en su primera semana en el poder viola la Constitución porque el Congreso es el encargado de aprobar el presupuesto y el presidente no tiene el poder de arrebatar fondos a las entidades locales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios