El régimen sirio dice haber ganado la batalla pese a que el Ejército sigue bombardeando

  • Representantes de más de 70 países incrementarán hoy la presión sobre el presidente Al Asad en la cumbre de Estambul

El régimen sirio afirmó que había ganado "definitivamente" la batalla contra la oposición y los rebeldes, pero sus tropas seguían bombardeando ayer varias ciudades y librando violentos combates cerca de la capital, Damasco, y en el sur del país.

El anuncio de Damasco ocurre un día antes de la reunión de los Amigos de Siria en Estambul, donde los representantes de más de 70 países deberán "incrementar la presión" sobre el régimen de Bashar al Asad, que reprime de manera sangrienta las protestas desde hace más de un año.

"La batalla para hacer caer el Estado en Siria terminó ya y comenzó otra batalla, la de la consolidación de la estabilidad y la construcción de la nueva Siria", afirmó el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Jihad Makdessi, citado por la agencia oficial Sana.

Pero ayer el ejército seguía bombardeando el barrio de Khaldiyé "con un cohete por minuto en promedio" en Homs (centro), tercera ciudad del país donde están atrincherados los rebeldes, según el opositor Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

Al menos siete personas, en su mayoría civiles, murieron el sábado en Siria, donde las fuerzas del régimen dispararon contra los participantes en el funeral de manifestantes muertos en la víspera en Damasco, según el OSDH.

Violentos combates entre Ejército y rebeldes seguían también desde la madrugada cerca de Damasco y en la provincia de Deraa (sur), según el OSDH.

El portavoz de la cancillería afirmó que el Ejército sirio se retiraría de las zonas residenciales cuando la seguridad y la paz civil sean restablecidas, asegurando que los soldados sólo "se defienden y protegen a los ciudadanos que son rehenes en la mayoría de las veces". "El Ejército no está satisfecho por estar presente en las zonas residenciales y dejará esos lugares cuando se restablezca la seguridad y la paz civil", indicó.

El régimen de Al Asad asimila la oposición y la rebelión a "terrorismo" y a un "complot" financiado y apoyado por el extranjero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios