El uzbeko que atentó en Estocolmo iba a ser expulsado de Suecia

  • El detenido por el ataque con el camión había pedido asilo y tenía orden de deportación

  • La Policía arresta a un segundo sospechoso

El supuesto autor del atentado del viernes con un camión en el centro de Estocolmo es un peticionario de asilo uzbeko que iba a ser expulsado de Suecia, reveló ayer la Policía, que detuvo a un segundo otra persona y difundido la nacionalidad de las cuatro víctimas: dos suecos, un británico y un belga.

Las autoridades mantienen no obstante muchas reservas sobre el desarrollo de la investigación, aunque ya han terminado con las pruebas técnicas en el lugar del atentado, que acogió ayer una concentración en la que miles de suecos enviaron un mensaje de esperanza y de paz tras el ataque que ha sacudido al país.

Las operaciones policiales se suceden y han sido interrogadas siete personas

La Policía confirmó que el principal sospechoso, de 39 años, había mostrado simpatía en las redes sociales por el grupo terrorista Estado Islámico (EI) y que llegó a Suecia en 2014, pero su petición de asilo fue rechazada en junio de 2016 por la Dirección General de Migraciones.

Ese mismo organismo fue el que le comunicó en diciembre del año pasado que debía abandonar Suecia de forma voluntaria, pero al no hacerlo, trasladó el caso a la policía -siguiendo el procedimiento habitual-, que el 24 de febrero pasado emitió una orden de búsqueda.

Contra el uzbeko, arrestado pocas horas después de que la Policía difundiera una foto suya captada por las cámaras de seguridad de la estación central, se presentaron el sábado cargos por delito de terrorismo con asesinato, los mismos que afronta otra persona detenida ayer, aunque con un grado de sospecha más bajo. Los medios suecos informaron en las últimas 24 horas de varias operaciones policiales en distintas zonas de la capital y en el suburbio de Vårberg, donde el supuesto autor del atentado pudo pasar las horas previas al ataque junto a otros uzbekos.

Pero la Policía solo ha confirmado que se ha interrogado a siete personas y que varias permanecen retenidas, aunque solo hay cargos formales contra dos.

Tampoco se ha revelado si el objeto hallado el sábado en el interior del camión es un explosivo de fabricación casera que no estalló al chocar contra la entrada de los grandes almacenes Åhléns, después de recorrer cientos de metros atropellando a gente, siguiendo el modelo de los atentados en Niza (Francia), Berlín y Londres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios