Ainhoa Arteta plantea en Sevilla crear una plataforma en defensa de la lírica

  • La soprano presenta la ópera 'La Bohème', con lleno absoluto en sus ocho funciones entre el 9 y el 18 · La intérprete de este clásico de Puccini defiende el papel del Maestranza como "cantera de cantantes y orquesta"

La presentación en Sevilla de La Bohème, la segunda ópera de la temporada del Teatro de la Maestranza, fue la ocasión elegida por la soprano Ainhoa Arteta para plantear la necesidad de crear una plataforma de unión de los intérpretes y protagonistas del mundo de la lírica -cantantes, directores de orquestas y de teatros- a favor de objetivos concretos como una Ley de Mecenazgo o la aprobación de un tratamiento fiscal más ventajoso para los teatros; una petición realizada, precisamente, en el contexto de un espacio escénico que cumple 20 años en la temporada en que sus presupuestos han sido recortados de manera sangrante. La reivindicación de Arteta fue celebrada y compartida por el resto del reparto de esta producción así como por el director artístico del coliseo lírico del Paseo Colón, Pedro Halffter, quien agradeció la sensibilidad mostrada al respecto por esta intérprete de proyección internacional.

Si este llamamiento debe sostenerse en cifras las que arroja la taquilla de La Bohème son las más evidentes para constatar "la pasión de esta ciudad por la ópera", argumenta Halffter. Así, las 14.000 entradas puestas a la venta para este título se agotaron en unas horas, algo que también ha ocurrido con obras como La Traviata, Turandot y El oro del Rin. Y es que el respaldo del público en las últimas décadas ha ido parejo al crecimiento de la cantera de cantantes y orquestas que, defiende Arteta, "no podemos dejar ahora que se caiga". Para la soprano, que encarnará en Sevilla un rol tan universalmente conocido como Mimí, "no podemos aceptar que el teatro, la música y los deportes sean los primeros y más perjudicados por la crisis".

El alegato de la soprano también fue compartido por Massimo Giordano, que acompaña a la intérprete guipuzcoana en el primer reparto de este clásico montaje de la Royal Opera House, estrenado en el Covent Garden de Londres en febrero de 1973. Para el tenor italiano "vivimos un momento muy difícil para los artistas y en Italia es aún más duro, donde el arte y la cultura en general están abandonados a su suerte". De ahí que Giordano celebre "la profesionalidad, organización y buen ambiente" que ha encontrado en el Maestranza "aspectos tan necesarios" para una ópera coral como ésta.

Un clásico entre amigos

La versión de esta ópera en cuatro actos que se representará en Sevilla a partir del próximo día 9 -ocho funciones en total hasta el día 18, con doble reparto- es una producción "muy clásica y respetuosa" con la tradición operística, según ha defendido el director de escena-repositor Richard Gerard Jones, que desarrolla la escenografía original creada por el maestro John Copley.

En cuanto al reparto, Ainhoa Arteta se ha mostrado "entusiasmada" con su personaje, la humilde y bella bordadora de la que queda prendado nada más verla Rodolfo, el poeta del Barrio Latino de París. "He interpretado a Musetta durante 11 años, de hecho conocí a Carmela Remigio en la Scala de Milán cuando ella hacía de Mimí [la soprano, considerada la heredera de la mejor tradición vocal italiana, encabeza en esta versión el segundo reparto] y, desde hace cinco años, he incorporado este nuevo rol a mi repertorio", un papel en el que se siente "muy cómoda" y en especial por el acompañamiento de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, cuyo sonido ha calificado de "maravilloso, de una morbidez y belleza extraordinarios". Ainhoa Arteta comparecerá ante el público sevillano los días 9, 11, 14 y 17 y el resto de los días será Remigio quien encabece el cartel. La italiana también quiso destacar el "buen ambiente entre colegas y amigos" que reina en los ensayos de esta ópera que refleja las vivencias durante los años de estudiante en el conservatorio de Milán del propio Giacomo Puccini y cuyo estreno se remonta a febrero de 1896, en el Teatro Regio de Turín. Precisamente, el tenor Massimo Giordano, que interpreta a Rodolfo en el primer reparto -Fernando Portari lo canta en el segundo- definió La Bohème como "un fragmento de la vida real, que habla de un amor que acaba, de una tragedia, algo que sucede día a día".

"Feliz por su vuelta a Sevilla", el barítono Claudio Sgura (que ya visitó la temporada pasada el Maestranza con la Fanciulla del West, también de Puccini) comparte en ésta su papel de Marcello junto al onubense Juan Jesús Rodríguez. "Siempre he hecho papeles dramáticos, así que me estoy divirtiendo mucho con este rol de Marcello, que sin ser bufo, es bastante divertido", declaró Sgura.

Para el barítono de Cartaya es todo un "honor" trabajar en "un teatro como éste, que no debe envidiar a ninguno del mundo". Y es que, según Halffter, encargado de dirigir a la ROSS en esta ópera, "en el Maestranza, los cantantes españoles siempre tienen las puertas abiertas y lo que buscamos es unificar y que haya buena química dentro del escenario". Además de la Sinfónica, en esta producción participarán el Coro de la Asociación de Amigos del Teatro de la Maestranza dirigido por Íñigo Sampil y la Escolanía de los Palacios con Enrique Cabello al frente. Por su parte, el vestuario y la escenografía corren a cargo de Julia Trevelyan, mientras que la iluminación es de John Charlton.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios