Alejandro Morilla, a por su quinta puerta grande en la Plaza Real

  • El joven matador portuense alterna el domingo en el coso de El Puerto junto a Salvador Vega y el jerezano Jesuli de Torrecera en la corrida de toros de Martelilla

Presenciamos el pasado martes uno de los entrenamientos del matador de toros portuense Alejandro Morilla, en la placita de "Puerto Acebuche", la finca de la ganadería de Osborne que dirige Emilio González San Román.

El torero de El Puerto está pleno de ganas y tras tentar lidiaba un cuatreño, serio y con volumen, de esta vacada de tanta raíz en la Plaza Real. Alejandro aprovecha al máximo las embestidas de una becerra que toreó muy a gusto, tanto que se echaba la noche y todavía esperaba un buen mozo en los corrales de la bonita plaza.

Un compromiso muy serio para una cita que Morilla espera impaciente. El torero busca la perfección con el capote, no se olvide que en la temporada 2007 se alzó con el premio del exigente jurado de la Peña "José Luis Galloso", al mejor tercio de capote.

Precisamente ese año fue el triunfador de la temporada, galardón que le otorgó la Tertulia taurina "La Garrocha", en un año en el que hizo el paseíllo tres veces por el ancho ruedo de la Plaza Real. Y es que en cinco tardes, hasta ahora, en El Puerto, Alejandro Morilla ha sumado cuatro salidas a hombros y espera con ilusión la quinta el próximo domingo.

Ese año 2007 fue el de su presentación como matador de toros en El Puerto Santa María (Cádiz), el 29 de abril en la corrida de feria, una tarde en la que cortó tres orejas. En el abono de verano compareció dos tardes, el 22 Julio, obteniendo su puerta grande sumando dos orejas y la vuelta al ruedo, y el 19 de agosto, tarde en la que cortó una oreja.

Su tercera puerta grande llegó en la temporada pasada, la tarde del 17 de agosto en la que cortó dos orejas, en su única actuación en esta plaza ese año 2008. La cuarta fue en la corrida de feria, este mismo año, el pasado 9 de mayo, en la corrida de feria, tarde en la que le cortó una oreja a cada uno de sus toros. El Puerto es su base de lanzamiento -en el año 2003 ganó el certamen "El Puerto busca un torero"- pero necesita que sus triunfos en esta plaza repercutan en los despachos, que es el toro más difícil de lidiar, aunque este ganador del "Zapato de oro de Arnedo" y antiguo alumno de la Escuela Municipal de Tauromaquia de Jerez, se hizo profesional fuera de la Plaza Real con los utreros.

Ahora espera una corrida de Martelilla, ganado de mucho interés para el aficionado, un hierro que fue triunfador en esta plaza en la temporada 2002 y que lo lidia cuatreños en la Plaza Real desde 2003. En el pasado año destacaron ejemplares de esta casa en Huelva y Baza, ambas corridas completas, y hubo toros que destacaron en Valencia o Las Ventas, en este caso un novillo.

Alejandro Morilla nos cuenta que está a tope de ganas, como ya se le vio en la corrida de feria o en todas las actuaciones que ha tenido por esta zona desde su triunfal alternativa en Sanlúcar. Exprimió al máximo al toro de Osborne, al que despenó de una fenomenal estocada tras un gran trabajo de Antonio Ocaña y Marcos Cruz en la brega y Guillermo Rosales, que picó de modo superior. La luz poniente nos dejó sin foto pero tantas ganas tenía el torero que hasta probó con la vara de detener tentando a una becerra. Alejandro explica que lo primero es la profesionalidad, y para dirigir la suerte de varas desde abajo, también hay que subirse alguna vez al caballo. Conocimiento de causa.

Y en eso estamos, el lector tiene que saber que detrás del traje de luces hay mucha preparación y entrenamiento de riesgo campero. Morilla se arrimó al toro a puerta cerrada, dándolo todo. Seguro que en El Puerto veremos la misma entrega. A todos nos viene bien un triunfo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios