Almudena Grandes escribe en Rota los 'episodios nacionales' de la posguerra

  • La escritora madrileña trabaja en una serie de seis novelas que retratarán "pequeñas batallas" en la dictadura de Franco · Estarán agrupadas por parejas, y tendrá una extensión de 250 a 300 páginas

Comentarios 1

Almudena Grandes, actualmente de vacaciones en su casa de Rota, insiste en tocar la historia más reciente de España. Ahora está enfrascada en su próximo proyecto, "una serie de seis novelas" que al final quedarán como "una especie de episodios nacionales" con el telón de fondo de la posguerra y la dictadura de Franco, ese momento histórico que marcaba la historia principal de su última novela, la multipremiada El corazón helado, que muchos han considerado la mejor novela de la escritora madrileña.

"Ahora estoy escribiendo un libro muy raro -contó a este Diario Almudena Grandes- porque después de escribir una novela de mil páginas sólo se pueden escribir libros raros. Porque por un lado, no podía hacer lo mismo, pero por otro tampoco podía defraudar a mis lectores". La novelista recuerda que El corazón "es la novela que más alegrías" le ha dado a pesar de ser una obra "muy complicada en un momento en el que parece que sólo se pueden escribir novelas fáciles de leer".

Por eso dice haber sentido en cierta forma obligada a redactar una obra de este calibre: "No puedo escribir ahora una novelita pero tampoco puedo volver a escribir mil páginas. Total que le estuve dando vueltas, he estado casi dos años sin escribir y... estoy escribiendo una serie de seis novelas, como una especie de episodios nacionales, salvando todas las distancias, primero de época y luego, evidentemente, que yo no soy Galdós, que ya me gustaría", dice.

Grandes califica sin problemas su proyecto como novela histórica "en el sentido de que suceden en torno a un hecho histórico, pero no contarán grandes batallas como las de Galdós, sino más bien pequeñas batallas como las que se dieron en España durante la dictadura y la posguerra".

El resultado final será de nuevo un gran número de hojas, ya que cada una de las seis novelas tendrá "entre 250 y 300 páginas". Estarán agrupadas por parejas: "dos sobre la guerrilla, dos sobre la clandestinidad, y dos que pasan ya en los años 50". La escritora pretende "que estas novelas hagan un poco de puente entre El corazón helado y mi siguiente novela larga, que cerrará lo que yo quiero que sea una trilogía". Esta tercera parte arrancará del año 68, y "contará otra vez el pasado y el presente de España desde mucho más cerca y con eso ya agotaré el tema, espero".

Almudena Grandes adora trabajar con tanta planificación: "A mí no hay nada que me guste más que tener mucho trabajo por delante -dice-. Además, a pesar de mi aspecto y de no tener una sola gota de sangre extranjera, soy muy prusiana trabajando". Y hace una declaración personal que puede resultar extraña para sus seguidores: "Ese es el tipo de vida ordenada y repetitiva que yo les cuento a los estudiantes y a los jóvenes, y a ellos les parece muy monótona y aburrida, pero que es la vida que a mí me gusta hacer... O sea que ya nunca escribo una novela sin haberme contado a mí misma en un cuaderno qué estructura va a tener, el argumento, quién iba a contar la historia, cuál era el punto de vista..."

La novelista proclama su ardorosa defensa de la República "contra viento y marea" y su interés en combatir la idea de que "la República fue la causa de la guerra civil y no su víctima". "El republicanismo español es mucho más de lo que la gente cree, no fue que el 14 de abril de 1931 hubo un virus tropical y España se hizo republicana porque les dio a todos un aire. No, detrás había un siglo de progresismo, generaciones empeñadas en alimentar el sueño de una España más moderna".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios