"Amo esta ciudad porque es la cuna del flamenco"

  • El aficionado Manuel Ballesteros elabora un especial sobre el XII Festival de Jerez

Le hubiera gustado ser cantaor, pero la voz no dio el brazo a torcer. Manuel Ballesteros Navas tuvo que contentarse con ser aficionado al flamenco. Querencia que ha llevado durante toda su vida con mucha dignidad y entrega. Y tanto, durante 30 años ha realizado recopilaciones de informaciones sobre acontecimientos flamencos celebrados en todo el país. Una labor que ha dado pie a la elaboración de un nuevo trabajo: un especial, 'Mundo Flamenco', sobre el XII Festival Flamenco de Jerez 2008, con noticias, crónicas, reportajes y críticas publicadas por Diario de Jerez.

Manuel Ballesteros, de 78 años, vive en Madrid, y aunque nunca ha visitado nuestra ciudad, se siente unida a ella, la ama, "por ser la cuna de este arte tan profundo y que tantas satisfacciones me ha dado. Me gusta el cante que se hace en esta tierra, y es que muchos de los artistas que salen de Madrid se creen dioses", comenta Manuel, que asegura que le hubiera gustado vivir en el Sur.

Para la elaboración de este especial, que este 'flamencólogo' ya se ha encargado de enviar a otros amantes del arte y numerosas peñas, ha contado con la ayuda de expertos como Manuel Ríos Ruiz, colaborador de este Diario, "que me ha tenido al día de las informaciones publicadas, porque como el periódico a veces no llega hasta aquí... Mi mujer, Margarita Roca, también ha puesto su granito de arena en la elaboración de este especial". "Creo -añade- que a la gente que le he enviado este trabajo le ha gustado. El próximo año seguiré haciendo este 'suplemento' y abandonaré el que hacía antes cada dos meses".

Funcionario del Estado jubilado, de lo que se hacía llamar antes Junta de Energía Nuclear, Ballesteros nació en Carcabuey (Córdoba) y es secretario, como no podía ser de otra forma, de la asociación cultural flamenca Los Verdiales, en Moratalá, de la que es presidente José Luis Fernández Santos. Allí pasa las tardes y algunas mañanas con otros aficionados al flamenco. Analizan y hablan de cómo está la cosa ahora en este arte. Ballesteros asegura que la época dorada ya pasó, "se está perdiendo el buen flamenco, aunque están saliendo buenos señores. El aficionado se va metiendo en el flamenco, aunque se vaya haciendo lo que se llama en la actualidad fusión. Al fin y al cabo es una manera de acercarse. Cada vez gusta más esta variación".

"La verdad es que me gustaría acercarme pronto a Jerez, porque sí conozco otras localidades de la provincia. Me encantaría ir al Festival Flamenco, que creo que es un buen referente. Se están haciendo cosas buenas en esta ciudad", apunta Ballesteros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios