Arqueólogos hallan ruinas del siglo XV de la primera Ciudad Prohibida de Pekín

Arqueólogos chinos han descubierto ruinas del siglo XV en unas excavaciones en la Ciudad Prohibida de Pekín, residencia de emperadores durante siglos, que podrían corresponder a la construcción original del complejo, informó ayer la prensa china.

Al renovar las conducciones de agua y electricidad, se desenterraron los cimientos de ladrillo que, según los investigadores, datan de los primeros años de la dinastía Ming (1368-1644) y podrían corresponder a una primera versión del palacio que se consideraba perdida.

Aunque la Ciudad Prohibida, una de las principales atracciones turísticas de la capital china que cada año recibe millones de visitantes, se levantó por primera vez entre 1406 y 1420, después fue destruida y reconstruida en varias ocasiones.

Junto a los cimientos del palacio, con hasta 20 capas de ladrillo, también se descubrieron agujeros y plataformas de madera que podrían haberse utilizado para la construcción del edificio.

Así, los ladrillos ahora hallados, que se encontraban a 2,8 metros de profundidad, desmentirían la creencia de que las primeras construcciones de la Ciudad Prohibida se habían realizado con materiales de mala calidad.

El mes pasado, un equipo de arqueólogos que trabaja desde hace dos años en el complejo que acogió a los emperadores de las dinastías Ming y Qing (1644-1911) hallaron restos de un palacio anterior en el mismo emplazamiento pertenecientes a la época mongol (XIII-XIV).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios