CINE

Atracadoras con glamour

  • Agustín Díaz Yanes recupera a Victoria Abril y a su personaje Gloria Duque en un thriller de atracadoras con Pilar López de Ayala, Ariadna Gil y Elena Anaya

En 1995, tiempos felices, donde una nueva generación de cineastas hizo creer que otro cine español era posible (los años de Bajo Ulloa, Álex de la Iglesia, Alejandro Amenábar, Julio Medem) apareció una película que no tenía mucho que ver con estos nombres. Era un thriller, género mal explotado por nuestra industria, con carácter femenino y que ofrecía un memorable duelo interpretativo entre Victoria Abril y una veterana actriz que hasta la fecha había pasado bastante inadvertida y que conoció a partir de entonces una segunda juventud, Pilar Bardem. Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto. Fue un éxito de crítica y público y puso en el mapa a un nuevo director, Agustín Díaz Yanes, hasta entonces afamado guionista. Desde entonces, Tano, como es cariñosamente conocido en la profesión, sólo ha rodado otros dos filmes. El primero, Sin noticias de Dios, hizo fruncir a mas de uno el ceño y levantó dudas sobre su impactante debut. El segundo le convirtió en un director industrialmente aceptable, pues no en vano fue el éxito de la adaptación de las aventuras del capitán Alatriste.

Puede que Díaz Yanes esté haciendo la fórmula Hollywood que aplican muchos cineastas, en el sentido de hacer un film comercial que dé dinero para hacer un proyecto más personal. Éste ha resultado ser Sólo quiero caminar. Al cineasta se le ocurrió la idea mientras rodaba Alatriste, aunque le bullía desde hace años. Tras la complejidad de visitar la España de los Austrias quería un thriller dinámico, que se rodase rápido con cuatro mujeres atracadoras. Es posible que lo madurase en Tarifa, donde rodó parte de Alatriste. Esta tesis la refuerza que parte del metraje de Sólo quiero caminar está ambientada en el Campo de Gibraltar. Sin embargo, la veta mexicana que recorría Nadie hablará... saltó de nuevo y la mayor parte del rodaje tuvo lugar en el país azteca. Claro que esto tenía su justificación narrativa, pues al contar en el reparto con Victoria Abril, a Díaz Yanes se le ocurrió recuperar al personaje que encarnaba en su ópera prima. Así, Gloria Duque volvió de nuevo a la carretera. Eso sí, escoltada espectacularmente por Elena Anaya, Pilar López de Ayala y Ariadna Gil con Diego Luna como testigo masculino.

Esta banda protagonista se halla en dificultades al principio del film. Ha fracasado en un atraco y una de ellas está detenida. Otra de sus compañeras conoce a un narco mexicano y se va a vivir con él a su país, llevándose con ella a Gloria Duque. Pero en México ésta se da cuenta de que su enamorada amiga sufre malos tratos y decide planear un gran robo al narco. Con la ayuda del resto de la banda sacan adelante el plan.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios