El Ayuntamiento descuelga sus cuadros y 'saca' la plata para los Claustros

  • l El Consistorio muestra de forma temporal en este espacio piezas patrimoniales y de la Fundación Andrés de Ribera

Comentarios 9

Los Claustros de Santo Domingo dejan de ser nostalgia para muchos jerezanos y pasan a convertirse de nuevo en una realidad. Por un lado, hoy tendrá lugar la inauguración de la XXXIV Exposición de Dioramas de Nacimientos de la Asociación de Belenistas de Jerez. Una Navidad de antaño rememorada. Y por otro, este espacio recuperado abrió ayer sus puertas al público con la exposición 'Patrimonio municipal y de la Fundación Andrés de Ribera: plata y pintura'. Una muestra que recoge la colección municipal de platería, que consta de unas 140 piezas -valoradas en 4,5 millones de euros-, y que reúne enseres excepcionales como las mazas, de finales del XVI y pectorales, obras del XVIII, que se exponen junto con otras piezas de carácter suntuario, como escribanías y otros ornamentos que a lo largo de siglos ha reunido la corporación municipal. No obstante, el grueso de la piezas de plata son propiedad de la Fundación Andrés de Ribera, como ceniceros de las primeras décadas del siglo XIX y por lo general con asas de ébano, escribanías (utilizadas en épocas en que aún se escribía a pluma y con tinta y que quedaron como bello objeto ornamental), una serie de piezas de té, café y chocolate, lo que deja constancia de la importancia de este momento especialmente suntuoso en la vida doméstica al observarse la categoría de las piezas que se utilizaban.

También se muestra una serie de jarras mexicanas de 1762. A esto hay que unir los saleros (de los que aquí se conservan dos magníficos ejemplares), que amén de su función servían para demostrar que el anfitrión del convite era alguien acaudalado. Otro grupo son las bandejas, candelabros y palmatorias, con una destacada función cuando aún no existía la iluminación eléctrica. Las casas señoriales aprovechaban esta circunstancia para demostrar su poderío fabricando estas piezas con metales preciosos bien labrados. Por último, destacar la presencia en la colección de un exvoto de gran tamaño: una réplica de un galeón de la carrera de Indias. A excepción de una cruz de altar y una imagen de la Virgen del Pilar, todas las obras tuvieron un uso civil.

Por otra parte se conservan una serie de aguamaniles (algunos con su correspondiente palangana), que si bien en origen estaban destinado al aseo personal (o al uso litúrgico en el caso de los lavabos) acabaron por convertirse en meros elementos suntuarios sin más utilidad que proclamar la riqueza de sus propietarios.

Al acto de inauguración acudió la alcaldesa, María José García-Pelayo, acompañada por el delegado de Turismo, Cultura y Fiestas, Antonio Real; el concejal responsable del Plan Especial de Promociones Culturales, Antonio Montero; el director del Instituto de Cultura, Manuel Antonio García Paz; y la gerente de la Fundación, Ana Villalobos. "Una exposición que no ha sido costosa para el Ayuntamiento porque todo lo que se muestra es patrimonio del Consistorio y de todos los jerezanos", apuntó Pelayo, que subrayó la importancia de las piezas tanto de platería como pictóricas que se exponen, "y los ciudadanos deben conocerlas". Hay que destacar que la plata perteneciente a la Fundación "ha sido rescatada del olvido".

Como anécdota, Pelayo reconoció emocionada que la limpieza de la plata ha sido obra "de los propios técnicos y de los hermanos de la Hermandad de la Soledad. Un trabajo por el que una empresa externa nos cobraba 4.500 euros. Así que nos pusimos manos a la obra nosotros mismos".

En cuanto a la exposición del patrimonio pictórico municipal la conforman un total de 27 obras. En esta colección la Fundación Andrés de Ribera expone obras clásicas antiguas desde el siglo XVI hasta el XVIII junto a los fondos municipales de los que se muestra una selección de obras contemporáneas de distintos autores reconocidos. De hecho, algunas de estas obras cuelgan habitualmente de los despachos municipales. Gutiérrez Montiel, Belmonte, Juan Romero, Vicente Vela, José Basto, Crespo Laínez, Carlos Ayala...

Un espacio, los Claustros, que durante los tres próximos meses tendrá entrada libre para los jerezanos, al igual que el recién inaugurado Museo Arqueológico. Por su parte, el visitante podrá acceder de forma gratuita hasta principios de enero, fecha en la que el Ayuntamiento fijará un nuevo horario del atractivo y establecerá un sistema de tickets. "Si Jerez es la capital del vino, el caballo y el flamenco, también queremos que lo sea de la cultura, tanto en España como en Europa", concluyó Pelayo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios