Baelo Claudia contará con un nuevo tramo de recorrido arqueológico

  • Ángel Muñoz hace balance de los primeros seis meses de andadura del nuevo centro de interpretación, en el que se están perfilando algunos aspectos museográficos · El conjunto contará con una nueva zona visitable

Tras cumplirse más de medio año de andadura del nuevo Centro de Interpretación de Baelo Claudia, son numerosos los proyectos de ampliación, adecuación y mejora que revertirá en todo el conjunto. Así lo explicó a este medio el director del yacimiento, Ángel Muñoz, quien asegura que "se están haciendo algunos retoques para alcanzar la normalidad que requiere la apertura de cualquier instalación. En los comienzos, siempre quedan detalles por subsanar", dice.

Es el caso del diseño museográfico, "del que ya se ha recopilado toda la información necesaria de cara a la puesta en marcha del definitivo". En este sentido, el director del conjunto arqueológico asevera que "se están cambiando algunos monitores para adecuarlo al uso diario, así como otras cuestiones relacionadas con la cartelería". Asimismo, se está ultimando la preparación de la maqueta definitiva de la ciudad romana, en la que el público podrá observar con mayor exactitud la definición de los límites y características de Baelo Claudia", apunta Ángel Muñoz. Mientras, la sustituye una provisional.

Pero de todas las actuaciones, destaca la ampliación del ancho de las calles principales y la apertura de un nuevo circuito en la zona norte de la ciudad. "Se están llevando a cabo una serie de actuaciones que harán sostenible el aumento de visitas al yacimiento, evitando la congestión que se produce a ciertas horas en determinados lugares".

De esta forma, la actuación principal pasa por la dotación al trazado de las calles de su ancho real. "Concretamente, en el Decumanus Maximus, excavado en más de un 70 por ciento de la totalidad, queda aún por sacar a la luz la franja que se encuentra entre la antigua sede y puerta de Carteia. Así que quedaría completamente excavada esta calle con su pavimentación original", explica. Una actuación, cuyo proyecto está pendiente del visto bueno de la Consejería de Cultura y que podría iniciarse a lo largo de este año.

Por otra parte, en la actualidad se están llevando a cabo las labores de limpieza de vegetación pertinentes, de cara a la puesta en valor de toda la mitad norte de Baelo Claudia, "que nunca ha recibido visitas, a excepción de una cisterna que existe en la zona".

La limpieza de este área del conjunto permitirá al usuario deleitarse con el trazado del lienzo muralla, recientemente excavado, y con la cisterna norte, que era el acueducto que abastecía a la ciudad -ubicada justo detrás del teatro-. Un recorrido que dará comienzo en la puerta norte del yacimiento, una de las principales de la ciudad. Se trata de la Puerta de Asido, que comunica con el puerto de Bolonia actual y que era la entrada por tierra a Baelo. Una vez concluido este recorrido en la mitad norte-puerta norte, lienzo muralla y cisterna-, el usuario pasaría a la zona de visitas tradicional, que comienza en el teatro.

Por otra parte, los proyectos de futuro para el conjunto arqueológico pasan por la excavación del área en la que se ubicaba la antigua sede, "que permitirá sacar a la luz la zona de confluencia entre los ejes principales de la ciudad, que pasaban justo debajo".

A la hora de hacer balance, Muñoz asegura que "el centro continúa aumentando el número de visitantes por año en una media de 12.000 anuales", un dato en el que, de momento, no ha tenido mucho que ver la apertura del nuevo centro. Si bien, "ha sido un incentivo para muchos visitantes".

Concretamente, de los 122.000 visitantes de 2006, se pasaron a los 133.638 de 2007. Ahora está por ver las cifras del año actual, en el que, de momento, ha habido un incremento moderado con respecto a 2007, con unos 600 visitantes más que hasta la misma fecha del pasado verano.

El motivo principal puede deberse al traslado de la zona de aparcamiento al norte del conjunto, anexo al nuevo centro de interpretación. "Antes había gente que iba a la playa, aparcaba en nuestro aparcamiento y hacía una visita por Baelo. Ahora quien viene al centro lo hace directamente". No obstante, se trataba de una actuación necesaria "porque obliga al visitante a pasar por el nuevo centro y obtener una información complementaria totalmente necesaria". Asimismo, "también ha dotado al conjunto de un itinerario más adecuado que permite una mejor compresión de la ciudad", concluye.

12.000

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios