La otra mirada

Bailando en plata, Javier Fergo en la Galería Fedarte

COMIENZA el Festival y con él todos los acontecimientos artísticos y culturales que lo escoltan. Nunca han faltado los acompañamientos de la fotografía, como es el caso que reseñamos a continuación, esta vez de uno de los fotógrafos jerezanos que cada año une su firma a la cobertura del evento, Javier Fergo.

'Bailando en plata', como se llama el trabajo expuesto en la Galería Fedarte de la calle San Pablo, toma el nombre precisamente del elemento químico que hace posible la fotografía, en la técnica o en su fase histórica que denominamos analógica.

La técnica elegida por el autor, fundamentalmente papel de algodón tratado con emulsión de sales de plata y posterior pintado de algunas zonas al pastel o la acuarela, es en sí una metáfora del flamenco. De la mezcla de tradición e innovación pero sin la pérdida de las esencias.

Cada fotografía, de las doce expuestas por Fergo, es una obra de arte única e irrepetible. Su elaboración artesanal, donde el autor combina técnicas individualizadas de revelado y posterior actuación sobre la foto, confiere a cada imagen expuesta sobre el baile flamenco la condición de pieza única, de pequeña joya que aúna tradición y vanguardia, esencia y técnica..., flamenco y fotografía.

Cada instante captado en ellas es un momento único e irrepetible, es un fragmento de arte flamenco reflejado en un espejo de plata.

Igualmente, no puedo más que aplaudir desde aquí el trabajo y el esfuerzo que la Galería Fedarte está realizando de promoción de artistas y fotógrafos locales. Y en concreto esta iniciativa que fomenta el 'consumo' de arte, que si bien es difícil de encajar en un público local, aprovecha las oportunidades que el Festival ofrece para exportar la obra de autores jerezanos a otras partes del mundo. Más aún en unos tiempos difíciles, como éstos, en lo que todo cuesta más esfuerzo.

Contemplar con detenimiento cada una de estas singularidades de Javier Fergo, hacerlo en compañía de amigos, tomando una copa y dejándote envolver por los sonidos flamencos de la guitarra de Juan Junquera es una experiencia altamente recomendable. Es una experiencia... que despierta los sentidos... que detiene el tiempo... y que acaricia el alma.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios