fútbol Xerez DFC - La Palma CF: 2-0 / Xerez CD - Atlético Espeleño: 4-1

La Biblioteca Nacional confía en tener digitalizadas 7 millones de páginas en 2012

  • La directora de la institución, Gloria Pérez-Salmerón, asegura que el proceso permitirá acceder a manuscritos, libros impresos de los siglos XVIII y XIX, grabados, fotografías y periódicos

La Biblioteca Nacional continúa adelante con la digitalización de una parte significativa de sus fondos, entre los que hay verdaderos tesoros bibliográficos, y para 2012 confía en tener disponibles en la red "siete millones de páginas" correspondientes a más de 130.000 obras. Estas cifras las ha facilitado la directora de la Biblioteca Nacional, Glòria Pérez-Salmerón, quien asegura que este proceso de digitalización permitirá acceder desde cualquier rincón del mundo a manuscritos, libros impresos de los siglos XVIII y XIX, grabados, fotografías y periódicos españoles e iberoamericanos.

Los recortes que ha experimentado el presupuesto de la Biblioteca en 2011 (de un 4,5% respecto al año anterior) obligan a suprimir "aquello que no esté justificado", pero no tienen por qué afectar a la digitalización porque ese importante capítulo lo financia Telefónica, según el acuerdo suscrito en enero de 2008 y que se prolongaba hasta 2012. "El patrocinio de Telefónica ha creado modelo en Europa de partenariado público-privado, y nos permite, con el dinero de esa empresa, tener nuestro propio sistema de digitalización". La autonomía "es absoluta", señala la directora. A partir de 2013, la digitalización proseguirá porque la empresa que la financia "ha prometido continuar".

Contar con este patrocinio le permitió a la BNE rechazar en su día las constantes ofertas que recibió por parte de Google, que ya se ha hecho cargo de la digitalización de bibliotecas de otros países europeos, entre ellos Gran Bretaña, Francia, Holanda o Austria. La digitalización que se realiza en la Biblioteca Nacional de España, encomendada a "unas veinte personas", "no es masiva", como la que hace Google, pero "la calidad es muy diferente". "La nuestra es buenísima", asegura la directora.

Pérez-Salmerón se declara "fan de Google" -"como motor de búsqueda no hay quien lo iguale"- y asegura que si la Biblioteca Nacional no hubiera encontrado patrocinador para la digitalización y "no hubiera tenido otra alternativa", a ella no le habría importado encargársela al potente buscador. Todo menos permitir que "los fondos se quedaran sin digitalizar". "¿Para qué queremos las cosas en los depósitos?", se pregunta.

Esta catalana de 52 años, que lleva ya siete meses al frente de la BNE, recuerda que gran parte de los fondos que llegan a esta institución -sólo en 2010 ingresaron 873.688 documentos- lo hacen por depósito legal. De ahí la importancia de la nueva Ley de Depósito Legal (la anterior es de 1957), en la que se ha decidido que "el depositante sea el editor", en vez del impresor como era hasta ahora y que pasará a ser "subsidiario". "Con eso paliamos el hecho de que muchas cosas se imprimen fuera de España por motivos económicos", añade Pérez-Salmerón, quien también destaca que la futura ley "ayudará a recoger los recursos electrónicos en red". "Cada vez se editan más contenidos fuera de los mecanismos tradicionales". El borrador se ha consensuado con las comunidades autónomas, con el sector del libro y de las artes gráficas. "Está ya a punto de que lo apruebe el Consejo de Ministros" y comience su tramitación parlamentaria.

El equipo que se ha encontrado Pérez-Salmerón en la BNE "es muy bueno". "Todos son muy sabios, pero tienen que concienciarse de que hay que gestionar. La palabra gestión no estaba dentro de su vocabulario", concluye.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios