Biología del cáncer, ayer, hoy y mañana

Comentarios 2

EN los últimos cien años, la humanidad y fundamentalmente, en los países desarrollados ha conseguido erradicar enfermedades que como las infecciosas constituían la principal causa de muerte de la población.

Por otro lado, la mejora en las condiciones higiénicas y dietéticas ha propiciado un gran aumento de la esperanza de vida, de forma que la mayoría tasa de mortalidad se produce en personas de edad avanzada y debido a enfermedades propias de los ancianos. Y si bien muchos de los problemas que atañen a los ancianos podría considerarse como enfermedad, hay dos que son propias de estas edades y que con frecuencia son causa directa de la muerte del individuo: las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

El cáncer no es una sola enfermedad, se puede considerar que son más de 150 enfermedades distintas. Enfermedades que se conocen desde antiguo, pues descripciones de muchos tipos de tumores malignos son citados en escritos egipcios (s XVI y XI ad C) y es Hipócrates el que le da el nombre de karkinos, por el aspecto semejante a un cangrejo que presentan algunas tumoraciones de mama.

En síntesis se puede decir que el cáncer se produce por una alteración en el material genético de las células del organismo, que controlan el crecimiento, la diferenciación y la muerte celular. Todo este proceso está regulado por una serie de genes que son importantísimos para que todo ese proceso se desarrolle normalmente. Cuando algo altera ese equilibrio, sea externo (tóxicos, radiaciones, virus, etc.), o interno (herencia, dieta, hormonas, etc.) se van a ir produciendo alteraciones (mutaciones) sobre esos genes moduladores del crecimiento celular y la célula, libre de control, se reproduce de forma desordenada, invade los tejidos vecinos y puede, si las condiciones le son favorables, emigrar por vía sanguínea o linfática y colonizar otros órganos, pudiendo ocasionar la muerte del individuo.

En los países desarrollados el cáncer es la primera o segunda causa de muerte, en España se diagnostican unos 160.000 nuevos casos al año y se producen alrededor de 98.000 muertes por cáncer. En cuanto a incidencia, nuestro país ocupa un lugar intermedio dentro de la Unión Europea, mientras que ocupamos el número 1 en cáncer de vejiga, tenemos la menor incidencia de cáncer de mama de toda la UE.

En los últimos 30 años se han establecidos las bases moleculares del cáncer y se han identificado mas de 400 genes que presentan mutaciones que pueden apreciarse en distintos tipos de cáncer.

Los avances en el conocimiento y en el diagnóstico que han sido importantísimos en los últimos tiempos no se han acompañado de avances paralelos conducentes a la obtención de medios terapéuticos eficaces. No obstante, se puede afirmar que alrededor del 60% de los cánceres diagnosticados se curan, y en algunos tipos, como el de testículo, el porcentaje de curación se aproxima al 100%. Pero mas de un tercio de las muertes debidas a cáncer podría evitarse de contar con métodos de detección precoz.

En el futuro la lucha contra esta enfermedad vendrá dada por una detección precoz, el desarrollo de nuevas técnicas de imagen, la clasificación de los tumores mediante marcadores biológicos que permitan la identificación de características moleculares y el diseño de fármacos selectivos dirigidos contra las dianas moleculares identificadas con biomarcadores.

Hoy en día la palabra cáncer no es sinónimo de muerte, es sinónimo de lucha, y el objetivo es conseguir que en un futuro, no muy lejano, el cáncer se convierta en una enfermedad crónica.

Antonio Ballesta Gimeno.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios