Bonald dice que "es saludable" que los jóvenes digan que "están indignados"

  • El poeta jerezano abrió un nuevo ciclo de las 'Veladas Poéticas' de la Menéndez Pelayo

El poeta jerezano José Manuel Caballero Bonald ha expresó ayer su deseo de ser recordado por haber escrito "un buen poema", porque para este octogenario escritor, que confiesa estar "al lado de los indignados", es con la poesía como se puede conseguir el "grado máximo de temperatura" en el manejo del idioma.

Caballero Bonald (1926), que la noche del pasado jueves abrió un nuevo ciclo de las 'Veladas Poéticas' de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, se mostró ayer en rueda de prensa más cercano a los planteamientos del movimiento del 15-M que a los de las nuevas corrientes de la poesía.

"Yo estoy con ellos, sin ninguna duda", afirma Caballero Bonald al ser preguntado por el 15-M, mientras que, en relación con la poesía, reconoce que no está de acuerdo con la tendencia actual "a la poesía figurativa, obvia, explícita, porque cuando la palabra no significa más que lo que significa en los diccionarios está empobrecida".

Para Caballero Bonald, "el hecho de que cientos de miles de jóvenes salgan a la calle en toda España pacíficamente, insistiendo en que no son violentos, es el despertar de algo".

Según el poeta, "es saludable" que los jóvenes digan que están "indignados contra ciertos abusos del poder y del capitalismo". Además, Caballero Bonald opina que se trata de un "punto de esperanza que hay que tener en cuenta".

"No se pueden desoír esas múltiples voces que están pidiendo una democracia real. Yo estoy sin duda ninguna con ellos", enfatiza el poeta, para quien "que el capitalismo haya convertido a una persona en una mercancía es algo contra lo que hay que luchar".

Además, defiende que es "muy positivo" que los jóvenes tengan dudas y que las expresen, porque "el que está seguro de todo es lo más parecido a un imbécil".

Para Caballero Bonald, la incertidumbre y la duda sirven para formar al individuo y para "buscar soluciones". No obstante, considera que, en la actualidad, el papel de los intelectuales "ya no es tan importante" como en el pasado.

"Por definición, debe ser crítico del poder, sea del signo que sea", opina, pero matiza que los intelectuales, además de no tener tanto poder como antaño, principalmente, "tampoco deben forzar su repertorio argumental".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios